Lugares que debes visitar de Europa

¿Qué rincones imprescindibles no has 'tachado' aún de tu periplo europeo? Te damos unas cuantas ideas.

 

Para recorrer todas las maravillas con las que cuenta Europa necesitarás varios viajes. Es posible que ya hayas visitado algunos de ellos como Sintra, en Portugal, por su cercanía (sino, te aconsejamos que aproveches alguna escapada para conocer sus espectaculares palacios, entre otras cosas.

 


Noruega/Islandia

Si no has visto aún auroras boreales, las luces que 'bailan en el cielo' son espectaculares. Este fenómeno se produce cuando las partículas emitidas por las explosiones solares son atraídas por el campo magnético de la Tierra hacia el Polo Norte. Sus halos vibrantes de luces no tienen parangón. La mejor época del año para ver auroras es de septiembre a abril, pues en pleno invierno hay muy pocas horas de luz.

 


Rusia


Destacamos el Museo del Hermitage de Rusia como uno de los mejores del mundo. Alberga una gran colección de obras de arte que deslumbrarán a cualquier apasionado por lo artístico. Este palacio está recubierto de oro por orden de Catalina II la Grande. Cuenta con un tesoro de valor incalculable que va desde momias egipcias, huevos de Fabergé o porcelana imperial. Para evitar aglomeraciones, la mejor época del año es de octubre a abril.

 


Turquía


Capadocia tiene un paisaje que parece sacado de un cuento de hadas. Presenta una espectacular topografía salpicada de cuevas fascinantes, formaciones denominadas 'chimeneas de hadas' o iglesias esculpidas en la roca que conformarán un viaje de ensueño inolvidable. Si te amedrenta el típico paseo en globo, también puedes dar un paseo a caballo por lo valles y contemplar las maravillosas vistas panorámicas. La mejor época para visitar Capadocia es en mayo, para hacerlo coincidir con el festival Cappadox.

Italia

Nuestro rincón favorito de Italia es, sin duda, Pompeya. Un viaje al pasado, por los vestigios de cómo se vivía en la antigua Roma antes de la colosal erupción del monte Vesubio en el año 79. Es uno de los yacimiento arqueológicos más fascinantes del mundo. Explorar estas ruinas es precisamente viajar a la época de los emperadores. Allí veremos casas decoradas con frescos, sus baños o los negocios de la antigua Roma. En verano, aparte de por el calor, la zona está repleta de turistas, por lo que es mejor evitar estos meses. Mejor hacer la visita a primera hora o al final de la tarde, para no acabar abrasados por las temperaturas.

 


Inglaterra

No puedes visitar Inglaterra y no acudir a Stonehenge. Este enorme calendario solar de piedra del Neolítico es el monumento megalítico más emblemático de Gran Bretaña. Este círculo de piedras es muy visitado tanto en la celebración del solsticio de verano como el de invierno, pero cualquier día del año será igualmente inolvidable. Recuerda que hay que reservar la visita con al menos tres meses de antelación, pues solo ofrecen 30 plazas para recorrer el camino hacia Stonehenge.

 


Georgia

El conjunto monástico de Davit Gareja o monasterio de la Cueva, situado en la frontera de Georgia con Azerbaiyán es nuestro lugar seleccionado de esta parte de Europa. En este conjunto monástico fundado en el siglo XI por san David, uno de los padres asirios que llegaron a Georgia desde Oriente Medio para difundir el cristianismo, nos muestra cómo vivían trabajaban y rezaban los monjes en este entorno semiárido. Si vas en verano, acude a primera hora porque es una zona en la que hace muchísimo calor.

 


Países Bajos

El Rijksmuseum alberga la colección de pintura más importante de los Países Bajos. ¿Has estado en este museo? Podrás ver La ronda de noche de Rembrandt, La Lechera de Vermeer, la colección de casas de muñecas o la biblioteca Cuypers, la mayor y más antigua colección de libros de historia del arte de los Países Bajos. Para evitar aglomeraciones, típicas de un museo de esta categoría, es mejor ir de lunes a jueves antes de las 10 de la mañana.

 


Islandia

¿Has visto la Laguna Azul? Este balneario geotermal conforma uno de los pasatiempos preferidos de los islandeses y de los que visitan este país. Puedes encontrarlas por todo el país pero la Laguna Azul es la más hermosa de todas. Es un lugar muy especial compuesto un 70% de agua de mar y un 30% de agua dulce. Como buena poza geotérmica, su agua está caliente, pero no demasiado: 38 ºC y es rica en cianobacterias, sales minerales y arcilla de sílice.

También te puede interesar:

Referencia: Las 101 maravillas del mundo. Los tesoros del planeta al alcance de todos los viajeros. Editorial Geoplaneta

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo