La escena más complicada de rodar de la historia del cine

La carrera de cuádrigas de Ben-Hur (tres meses de rodaje y 15.000 extras) fue tan complicada que el productor murió sin haber visto el resultado.

También te puede interesar: Ver películas alivia el dolor

La planificación del rodaje de la carrera también duró más de un año. Se emplearon cuatro meses para entrenar a los 72 caballos que participaron y a los conductores de las cuádrigas. Los caballos de la cuádriga de Ben-Hur eran de pura raza española. Del cuidado de los 72 animales se encargaron un veterinario, un guarnicionero y veinte mozos de cuadra. El rodaje de la carrera en sí necesitó tres meses y 60.960 metros de película, que en el montaje final se quedaron en 228 metros y 32 trepidantes minutos de duración.


Aunque los protagonistas Charlton Heston (Ben-Hur) y Stephen Boyd (Messala) fueron doblados por especialistas en los momentos más peligrosos, tuvieron que aprender a conducir los carros y son ellos realmente los que aparecen en los planos medios. El productor Sam Zimbalist falleció durante el rodaje, con lo que no pudo ver la obra finalizada.

Etiquetas: cinecultura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar