¿De dónde viene la expresión "echar el muerto"?

La expresión "echar el muerto" quiere decir deshacerse de un problema a base de endosárselo al primero que tengamos a mano. La expresión viene de una ley medieval según la cual, si aparecía una persona muerta violentamente en un pueblo y no se podía descubrir al culpable, el municipio estaba obligado a pagar al rey una multa llamada "homicidius". Por eso, los vecinos procuraban trasladar el cadáver al pueblo de al lado cuando no les veía nadie.

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo