Este ex chef japonés ha dibujado todos los platos que ha comido durante 32 años

Una enfermedad hizo que este nipón perdiera la movilidad de sus piernas y para entretenerse comenzó a ilustrar sus comidas.

Actualmente muchos artistas publican sus obras a diario utilizando instagram como un magnífico altavoz para dar a conocer su estilo y lo que son capaces de hacer. Sin embargo, mucho antes de que existiera la red social propiedad de Facebook un ilustrador nipón ya lo hacía en papel. Su constancia ha dejado una gran colección de estampas.

Puede decirse que Itsuo Kobayashi se convirtió en dibujante ‘por accidente’. Este japonés nacido en 1962 era chef, hasta que una enfermedad le impidió hacer el trabajo que tanto le gustaba. Sin embargo, Kobayashi no abandonó las recetas ni las comidas. Simplemente comenzó a disfrutarlas de otra manera.

Kobayashi estuvo empleado como cocinero en un restaurante de sobas (fideos tradicionales usados en la cocina japonesa) y en un centro de suministros para comidas escolares al noroeste de Tokio durante 28 años de su vida hasta que alcanzó los 46 años de edad. Sin embargo, comenzó a tener dificultades para poder andar a causa de una neuritis alcohólica, ocasionada por su elevado consumo de alcohol.

Debido a su condición, Itsuo se vio obligado a abandonar su oficio y comenzó a pasar largas temporadas sin poder salir de casa. Eso le llevó a caer en una depresión por la que tuvo que ser ingresado en un hospital psiquiátrico en numerosas ocasiones.

Poco a poco fue encontrando la paz. Para entretenerse y no alejarse de la gastronomía, y como una especie de terapia, se le ocurrió empezó a dibujar todas aquellas cosas que había comido y cocinado en algún momento. Aunque empezó como un hobby o pasatiempo, al final se transformó en una nueva vocación que no abandonó. Kobayashi ha creado cientos de láminas hasta la fecha, ya que ha estado dibujando platos durante nada menos que 32 años.

La comida a domicilio, gran fuente de inspiración

Las láminas de este ilustrador gastronómico no solo tienen dibujos, sino también texto. El ex chef realiza todo tipo de anotaciones sobre los platos que ha degustado en los márgenes y espacios en blanco. Así ayuda a que, de alguna manera, las comidas que ha probado se puedan disfrutar al menos dos veces por otras personas.

El ilustrador no deja de producir y tiene una buena fuente de inspiración. En muchas ocasiones su madre le envía comida y otras pide comida a domicilio.

“En su habitación de casa, además de sus materiales de dibujo, su cama está rodeada de conchas marinas y patas de cangrejo por los mariscos que ha comido, así como por palillos desechables, condimentos no usados que vienen con comidas empaquetadas y otros elementos”, explica un cartel en su exposición, ayudando a que nos hagamos una idea de cómo puede ser el lugar de ‘trabajo’ de este peculiar y prolífico ilustrador

Las obras del antiguo chef que acabó convirtiéndose en artista, por cierto, se exponen en este momento en una galería llamada Kushino Terrace, la cual está ubicada en Fukuyama (Japón). También se han mostrado recientemente en la Feria Outsider 2020 de Nueva York.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo