Vídeo de la semana

El Ever Given es liberado con éxito tras casi una semana varado en el canal de Suez

El enorme buque ha sido 'reflotado', permitiendo, al fin, desbloquear el tráfico desde el mar Rojo al Mediteráneo.

evergiven
Wikimedia

Egipto ha anunciado el desbloqueo inminente del canal de Suez después de que las tripulaciones de salvamento lograran desalojar el carguero Ever Given que había estado bloqueando el tráfico marítimo al quedarse atascado en medio del canal e impidiendo que numerosas embarcaciones hicieran su trabajo habitual. Afortunadamente, tras casi una semana, la situación ha quedado prácticamente resuelta. Es cuestión de días (tres, probablemente) que el canal quede desbloqueado por completo.

 


Atrapado en una de las rutas comerciales más importantes del mundo

El acontecimiento se hizo viral en las redes, con un público conmocionado por cómo era posible que un único barco (lo cierto es que es un carguero de nada más y nada menos que 500 metros de eslora y 59 metros de manga y con capacidad de transportar hasta 20.000 contenedores) fuese responsable de paralizar prácticamente el 12% del comercio mundial. Durante cinco días, el mundo observó cómo las tripulaciones excavaban en la arena y probaban toda suerte de técnicas para que el barco volviera a flote. El escenario era abrumador pues, aproximadamente 450 embarcaciones esperaban en cola para poder cruzar por este transitado canal que mide 193 kilómetros de largo y que cambió tanto la geografía del mundo como nuestra historia como navegantes.

Y es que, recordemos por ejemplo, que si en la época de Juan Sebastián Elcano hubiese existido ya el canal de Suez, su periplo alrededor del mundo se habría reducido en unos 27.000 kilómetros en vez los cerca de 70.000 kilómetros que navegó.


Con una eslora 2,3 veces la Sagrada Familia de Barcelona, este enorme buque de propiedad japonesa con bandera de Panamá que transporta carga entre Asia y Europa, se quedó atascado el martes pasado en un tramo de un solo carril del canal de Suez, según el proveedor de servicios marítimos Inchcape Shipping. Incluso un equipo especializado de la Marina de los EE. UU. viajó al canal de Suez para asesorar a las autoridades locales que intentaban liberar el buque portacontenedores. No en vano, desde el monumental atasco en el que la proa quedó embarrancada en la orilla oriental del canal y la popa muy cerca de la occidental, el tráfico a través del canal, valorado en casi 12.000 millones diarios, se detuvo, interrumpiendo aún más una red de transporte mundial que ya estaba bastante tensa por la pandemia de coronavirus.

 

Aún no ha acabado

Eso sí, aún no se ha conseguido reflotar plenamente, y los trabajos continuarán durante los próximos días para reabrir la vía marítima. El baro ha girado unos 20 grados pero alejar la proa de la orilla del canal será la parte más complicada. La operación para liberar el resto del barco se reanudará cuando el nivel del agua suba a última hora de la mañana, dijeron las autoridades en un comunicado. Si los remolcadores no pueden liberar el barco, intentarán dirigir el agua por debajo de la proa utilizando equipo de dragado.

Una vez que el barco sea retirado completamente, las autoridades del canal de Suez reanudarán la navegación directamente.


El bloqueo del canal de Suez había provocado que más de 300 barcos quedaran varados a ambos lados de la vía marítima, lo que provocó pérdidas económicas mundiales.


La existencia de canales artificiales que conectan el mar Mediterráneo con el mar Rojo se remonta al año 1310 a. C., pero la construcción de este canal moderno se completó en 1869. Hoy en día, el canal supervisa alrededor un buen pellizco del comercio marítimo mundial anualmente por el que se pagan peajes, algo que supone una fuente de ingresos vital para el gobierno egipcio.

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo