Grandes frases de Nietzsche

"Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos", decía el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Estas son algunas de sus mejores frases.

En su brillante pero relativamente breve carrera, apenas 55 años, Friedrich Nietzsche publicó numerosas obras importantes de filosofía, como El crepúsculo de los ídolos y Así habló Zaratustra. En la última década de su vida, sufrió de locura y murió el 25 de agosto de 1900. Sus escritos sobre la individualidad y la moralidad en la civilización contemporánea influyeron en muchos de los principales pensadores y escritores del siglo XX.

Nietzsche fue nombrado profesor de clásicos en la Universidad de Basilea en 1869, a la edad de 24 años. Enseñó allí, y en una escuela primaria asociada, durante diez años. Tras esta etapa, pasó diez años más como escritor errante en Francia, Italia y Suiza antes de colapsar en Turín. Durante la década restante de su vida estuvo irremediablemente loco.

El período de Basilea de Nietzsche fue relativamente feliz y pacífico, y arroja una luz interesante sobre su pensamiento en conjunto, incluidos los temas más célebres de su obra posterior: El hombre, el superhombre y la muerte de Dios. Su relación con el compositor-reformador Richard Wagner fue bastante intensa durante estos años. El padre de Nietzsche había muerto cuando él solo tenía cuatro años, y quizás sea significativo que Wagner tuviera exactamente la misma edad que el padre de Nietzsche.

 

Repasamos algunas de sus mejores citas:

 

"Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos".

"Toda convicción es una cárcel".

"Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado".

"El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices".

"Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los 'cómos'".

"El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación".

"El pensador sabe considerar las cosas más sencillas de lo que son".

"Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos".

"Lo que no te mata, te hace más fuerte".

"La palabra más soez y la carta más grosera son más educadas que el silencio".

 

"El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo".

"La mentira más común es aquella con la que las personas se engañan a sí mismas".

"La intelectualidad se mide no por la inteligencia, sino por las dosis de humor que es capaz de utilizar".

"El hombre tiene más carácter cuando persigue su temperamento, su instinto".

"La edad de casarse siempre nos llega antes que el enamoramiento".

"La política divide a las personas en dos grupos: los instrumentos y en segundo, los enemigos".

"Toda persona temerosa no sabe lo que es estar sola. Detrás de su sombra siempre hay un enemigo".

"La boca puede mentir, pero la mueca del momento revela la verdad".

"El camino a todo lo grandioso pasa por guardar silencio".

"Las personas que brindan su plena confianza creen por ello tener derecho al de los demás".

"Entre particulares la locura no es frecuente. Grupos, partidos y pueblos, es la norma".

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo