¿Quién fue la madre de Leonardo da Vinci?

Caterina di Meo Lippi se habría quedado embarazada de Leonardo cuando tenía 15 años, según un historiador de arte de la Universidad de Oxford.

Mona Lisa

 

Puede que pocos personajes históricos sean tan estudiados y admirados como ese pensador inquieto y hábil artista cuyo talento fue reclamado en media Europa y que sigue generando halagos de sus seguidores en cualquier museo en el que puedas encontrar una obra suya. Ha pasado más de medio siglo desde el nacimiento del brillante Leonardo da Vinci (1452-1519), genio polifacético y Hombre del Renacimiento por excelencia. Durante todo este tiempo, la identidad de la mujer que dio a luz al pintor, ingeniero y escultor florentino ha sido uno de los grandes misterios que han rodeado su figura. Lo que sí se sabe es el nombre de su padre: Leonardo fue hijo ilegítimo de Piero da Vinci, un notario y embajador de la República de Florencia proveniente de una rica familia noble.

La fascinación que genera este personaje ha hecho que sean muchas y variadas las especulaciones sobre quién fue su madre, siendo el elemento común para los expertos el nombre de Caterina y una de las teorías con más peso la que afirma que Leonardo era hijo de una esclava de origen oriental. Sin embargo, el británico Martin Kemp, profesor emérito de Historia del Arte en el Trinity College y la Universidad de Oxford, señaló en su libro ‘Mona Lisa: The People and the Painting’ que la madre del artista fue Caterina di Meo Lippi. La obra es una biografía de Leonardo a través de sus relaciones con su familia y su obra coescrita por el economista e investigador de arte Guiseppe Pallanti.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La investigación que ambos siguieron se basó en documentos que se habían pasado por alto previamente, que eran de carácter administrativo principalmente y que se conservaban en archivos de Florencia y de Vinci, lugar de nacimiento de Leonardo. Entre todos ellos, se encontró que, en 1451, vivía una joven campesina de 15 años llamada Caterina di Meo Lippi, probablemente huérfana y de orígenes humildes, en una vieja casa de campo a algo más de un kilómetro de Vinci. Esta joven habría quedado embarazada por Piero da Vinci en alguno de sus viajes a su ciudad natal en julio de 1451, cuando tenía 25 años y era un abogado de gran proyección en Florencia. Leonardo nacería el 15 de abril de 1452 y su padre se lo llevaría a casa de su abuelo, Antonio da Vinci, para que fuera criado allí en un tipo de arreglo bastante habitual para la época.

Los documentos hallados y analizados en el libro apuntan a que, según una declaración de impuestos de Antonio da Vinci en 1457, su nieto de cinco años Leonardo vivía con él. Otra de las conclusiones a las que llegan los investigadores es que la familia de Leonardo, para compensar a Caterina di Meo Lippi, le habrían proporcionado una pequeña dote que le permitiera casarse con un granjero local poco después de dar a luz a Leonardo. En ese matrimonio, Caterina tuvo cinco hijos.

CONTINÚA LEYENDO