¿Cuál es el origen de la sombrilla?

Si hay una pelea que podemos observar todos los días en la playa es la de encontrar un lugar para plantar nuestra sombrilla. Poco podemos imaginar que ese parasol nació en Babilonia hace 3400 años.

Pero este uso no es nuevo; ya para los egipcios el parasol tenía un claro significado religioso. Para ellos, la bóveda celeste estaba formada por el cuerpo de la diosa Nut que cubría la Tierra completamente y sólo se apoyaba en el suelo usando los dedos de los pies y de las manos.

De este modo, las sombrillas, hechas de frondas de palma, plumas y papiros tensados, se convirtieron en encarnaciones terrenales de la diosa y, por tanto, sólo podían proteger las cabezas de los nobles. Ser invitado a situarse debajo de la sombrilla del faraón constituía un altísimo honor, pues implicaba estar bajo la protección del monarca.

En Grecia y Roma la sombrilla era parte del atuendo femenino. Los hombres únicamente podían usarla sin temor al ridículo si acompañaban a una mujer. Las mujeres nobles, que portaban sombrillas blancas, celebraban una vez al año la Fiesta de los Parasoles que, cómo no, estaba consagrada a la fertilidad.

Etiquetas: curiosidades históricashistoriaverano

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar