Cruzcampo Andalusian IPA, una cerveza con mucho duende

Porque huele (y sabe) a sur. Porque reúne en una IPA (siglas de India Pale le Ale) los aromas cítricos y de frutas tropicales como el mango, tan característicos de Andalucía. Y porque es muy refrescante y fácil de beber gracias a su bajo nivel de alcohol (5,5 %) y su moderado amargor.

Cruzcampo Adalusian IPA
Cruzcampo recomienda el consumo responsable

Puedes ser un loco de la cerveza, de esos que dis­tinguen una polaca de una checa e imparten cursillos –no solicitados– de cata a los amigos. O no tener ni idea de lo que es el lúpulo. Da lo mismo: en cualquier caso, te en­ cantará Cruzcampo Andalusian IPA.  

Porque huele (y sabe) a sur. Porque reúne en una IPA (siglas de India Pale le Ale) los aromas cítricos y de frutas tropicales como el mango, tan característicos de Andalucía. Y porque es muy refrescante y fácil de beber gracias a su bajo nivel de alcohol (5,5 %) y su moderado amargor, valores que se ha­llan en el límite inferior característico de este estilo cervecero.  

Esta nueva IPA de inspiración artesa­na de Cruzcampo es muy versátil: mari­da a la perfección con el tataki de salmón marinado y aguacate, y también con los nachos tex-mex, el pollo cru­jiente al estilo Kentucky y los rollitos de langostinos al ajillo con verduras, ya que su leve amargor resalta el punto justo de picante, y sus sabores frutales y cítricos aportan frescor a platos un­tuosos y especiados.  

Nacida en la microcervecería de la marca en Málaga, demuestra que se puede innovar sin dejar de ser comple­tamente fiel a los más de 115 años de experiencia y sabiduría acumuladas por Cruzcampo. Como le gusta decir a Jor­ge Varela, uno de los jóvenes maestros cerveceros de la firma, “si Andalucía fuera una IPA, sería como esta”. Hoy se produce en la fábrica de Sevilla para que llegue a todos y cada uno de los rincones de España. 

Cruzcampo Adalusian IPA
En La Fábrica, la microcervecería de Cruzcampo en Málaga, se han elaborado más de setenta cervezas.

El centro de la creatividad 

En enero de 2018 Cruzcampo instaló en el malagueño barrio del Soho su microcervecería (La Fábrica), un lugar abierto a todos los visitantes donde imperan la creatividad, lo artesano y lo auténtico. El alma de este centro de innovación son sus maestros cerveceros, jóvenes talentos que disponen de un moderno espacio con todo lo necesario para plasmar sus inquietudes e ideas en cervezas de la máxima calidad. Y les cunde, porque en poco más de dos años han creado más de setenta recetas originales y artesanas de Cruzcampo con un denominador común: la combinación de ingredientes locales y de fuera de España en armonía con recetas y procesos novedosos. 

En este espacio se celebran catas, maridajes de las ediciones artesanas de Cruzcampo con la mejor gastronomía elaborada por Grupo Premium, conciertos, cursos, eventos... Es un hervidero de ideas. Como dice Juan Jiménez, uno de los jóvenes maestros cerveceros que trabajan allí “recibimos un feedback directo de los consumidores sobre nuestras creaciones, y tenemos la oportunidad de captar in situ las tendencias, gustos y preferencias de la gente, en este barrio del Soho que es pura creatividad”. 

Continúa leyendo