Bob Dylan es el hombre del tiempo de la canción

Vientos que aúllan, lluvias torrenciales y otros fenómenos meteorológicos abundan en las canciones del Nobel de literatura 2016.

También te puede interesar: Ausencia de mujeres en los Premios Nobel 2016
SEGURO QUE TE INTERESA...

En cuanto a los Beatles, el estudio menciona el caso de Here comes the sun (Abbey Road, 1969), que George Harrison escribió un día soleado de primavera después de un invierno largo y frío. Los científicos verificaron los registros meteorológicos y comprobaron que la temperatura media de marzo de ese año fue muy fría y que en cambio le siguió un mes de abril especialmente soleado.


Otro artista que se inspiraba en la naturaleza era el cantante country-folk John Denver, cuya mayor inspiración eran los espacios abiertos y los elementos meteorológicos. También los miembros de Blur explicaron en su día como Shipping Forecast –un boletín de la radio británica sobre las condiciones climáticas marítimas– les proporcionó la inspiración para componer la letra de This Is a Low (Parklife, 1994). Estos ejemplos indican que hablar sobre el tiempo no es solo una obsesión típicamente británica, sino un pasatiempo popular universal, y que los fenómenos meteorológicos a menudo funcionan como metáforas de situaciones emocionales.

 

Etiquetas: climaculturapremios Nobel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar