¿'Accesible' y 'asequible' significan lo mismo?

Aunque los términos 'accesible' y 'asequible' suelen usarse como sinónimos, sus significados son muy diferentes.

DRAE

La lengua española es, probablemente, una de las más ricas dentro del continente europeo en lo que se refiere a expresiones y vocablos. Cada palabra suele tener varios significados y una retahíla de sinónimos y términos equivalentes que le complican bastante la vida a cualquiera que no sea un nativo, e incluso estos lo tienen complicado algunas veces. La lengua, todas las lenguas, son un elemento vivo de cada país que refleja su pasado y su futuro y en el que se esconde el alma de sus hablantes. No hay porqué ser un erudito, pero debemos conocer nuestra lengua.

Uno de los problemas más comunes que surgen es la confusión de dos términos, ya sea porque tienen un significado similar o porque se escriben de forma parecida. Esto es lo que ocurre con “accesible” y “asequible”. Aunque los dos términos se usan a veces como sinónimos, sus significados son completamente diferentes. Si consultamos el Diccionario de la Real Academia Española, opción aconsejable ante dudas sobre el idioma, ‘accesible’ es un adjetivo que deriva del latín tardío ‘accesibilis’, y que significa “de fácil acceso o trato” o “de fácil comprensión, inteligible” cuando se refiere a personas cordiales y abiertas al diálogo.

Por otro lado, ‘asequible’ quiere decir “que puede conseguirse o alcanzarse”, es decir, que se obtiene con cierta facilidad. A pesar de que este término también es un adjetivo que procede del latínassequibilis’ y ‘assĕqui’, el significado que podemos dar a ambas palabras es muy diferente. Si, por ejemplo, hablásemos de un edificio, decir que es ‘accesible’ implicaría que es fácil y cómodo entrar en él; pero si nos referimos al mismo edificio como ‘asequible’ estaremos diciendo que podemos conseguirlo, adquirirlo, a un precio moderado.

Queda claro que el significado de ambos términos es distinto y, por lo tanto, no deberían usarse nunca como sinónimos o equivalentes debido a que la confusión puede suponer decir lo contrario de lo que querríamos y convertir un halago en prácticamente un insulto. Si, para referirnos a una persona que es amable y se puede tratar con ella fácilmente se utiliza ‘asequible’, lo que estaremos diciendo en ese caso es que dicha persona puede comprarse (y a un precio relativamente bajo).

CONTINÚA LEYENDO