27 de abril: Día del código Morse

¿Qué es el código Morse? ¿Cómo funcionaba el telégrafo? ¿Cómo se decodificaban las combinaciones para enviar mensajes secretos?

El código Morse es uno de los métodos de comunicación codificados más simples y reconocidos en todo el mundo. Fue inventado por un estadounidense llamado Samuel Finley Breese Morse, quien no solo era un genial inventor, sino también un pintor famoso.

Antes de la invención del telégrafo, la mayoría de los mensajes que tenían que enviarse a largas distancias eran transportados por mensajeros que los memorizaban o los llevaban por escrito. Como es normal, tardaban mucho en ser recibidos porque dependían de que el caballo fuese rápido y que el jinete no tuviera ninguna complicación. Los mensajes también se podían enviar visualmente, usando banderas y más tarde, sistemas mecánicos llamados telégrafos de semáforo, pero estos sistemas requerían que el receptor estuviera lo suficientemente cerca para ver al remitente y no se podían usar de noche.

En la década de 1830, Morse comenzó a trabajar en el primer telégrafo eléctrico, que era un medio de comunicación mediante la electricidad. Recibió su primera patente para el telégrafo eléctrico en 1837.

 

 

 

¿Qué es exactamente el código Morse?

Es un sistema que representa las letras del alfabeto, números y signos de puntuación mediante una disposición de puntos, guiones y espacios. Los códigos se transmiten como pulsos eléctricos de distintas longitudes o señales mecánicas o visuales análogas, como golpecitos o luces parpadeantes. Estos mensajes se enviaban típicamente por telégrafo eléctrico y el primer código Morse se conoce como Código Morse Americano.

El primer mensaje enviado por puntos y rayas del código Morse a través de larga distancia viajó desde Washington, D.C., a Baltimore el viernes 24 de mayo de 1844. Fue la primera vez en la historia de la humanidad que pensamientos complejos pudieron comunicarse a largas distancias casi instantáneamente. Hasta entonces, todo el mundo tenía que hablar cara a cara; enviar mensajes codificados a través de tambores, señales de humo y sistemas de semáforos; o leer palabras impresas.

Tras la versión inicial de Samuel Morse, el científico y empresario estadounidense Alfred Lewis Vail, asistente y socio de Morse, daría un paso más para mejorar el sistema. Poco después de su introducción en Europa, se hizo evidente que el código Morse original era inadecuado para la transmisión de gran parte del texto que no estaba en inglés, ya que carecía de códigos para letras con signos diacríticos. De ahí que surgiera una variante, el Código Morse Internacional, ideado por una conferencia de naciones europeas en 1851.

 


¿Se sigue usando?

Actualmente existen múltiples versiones del Código Morse, como el Código Morse Internacional para idiomas que también usan el Alfabeto Latino, que acabamos de mencionar, la versión japonesa el Código Wabun, o los SKATS, que es el código Morse coreano.


Morse no fue el único que trabajó para desarrollar un medio de comunicación por telégrafo, pero el suyo es el que ha sobrevivido. Los cables, imanes y teclas utilizados en la demostración inicial han dado paso a los teclados en pantalla de los smartphones pero el código Morse se ha mantenido prácticamente igual y sigue siendo, a día de hoy, relevante en el siglo XXI. De hecho, es popular entre los radioaficionados, aunque el dominio del código Morse no es requisito imprescindible para obtener la licencia. También es frecuente en los campos de la aviación, la aeronáutica o la marina, ya que las ayudas a la navegación por radio, como los VOR y los NDB, todavía se identifican en el código Morse.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo