Grandes frases de Antonio Machado

Antonio Machado, el gran poeta sevillano miembro destacado de la conocida Generación del 98, fue dueño y representante de una poesía sencilla y personal que dejó un legado imborrable en la literatura.

machado

Antonio Machado, el gran poeta sevillano miembro destacado de la conocida Generación del 98, fue dueño y representante de una poesía sencilla y personal que dejó un legado imborrable en la literatura. En 1927 fue elegido miembro de la Real Academia Española, aunque nunca llegó a tomar posesión de su sillón, pues murió a los 63 años en la ciudad francesa de Colliure presa de la desazón por el destierro, la pobreza, la soledad y la tristeza. En el 75 aniversario de su muerte, hemos recopilado algunas de sus mejores frases como homenaje al escritor que nos dejó tan brillantes poemas como A un olmo seco, Caminante no hay camino, El crimen fue en Granada o Anoche cuando dormía:

 

“En el corazón tenía la espina de una pasión. Logré arrancármela un día: ya no siento el corazón”


“Aprende a dudar y acabarás dudando de tu propia duda; de este modo premia Dios al escéptico y al creyente”


“Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas”


“Converso con el hombre que siempre va conmigo. Quien habla solo, espera hablar con Dios un día”


“Cuatro principios a tener en cuenta: Lo contrario es también frecuente. No basta mover para renovar. No basta renovar para mejorar. No hay nada que sea absolutamente empeorable”


“Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer”


“Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas”


“Hoy es siempre todavía”


“La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés”


“Para dialogar, preguntad primero; después... escuchad”


“Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar”


“Tengo a mis amigos, en mi soledad, cuando estoy con ellos, qué lejos están”


“Todo necio confunde valor y precio”


“Descubrí el secreto del mar meditando sobre una gota de rocío”


“Algunos desesperados sólo se curan con una soga; otros, con siete palabras: la fe se ha puesto de moda”

 

"Las palabras más profundas del hombre sabio nos enseñan lo mismo que el silbido del viento"

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

"Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura".

 

"En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad".

 

"Ayudadme a comprender lo que os digo y os lo explicaré mejor".

 

"Debajo de todo lo que pensamos, vive todo lo que creemos, como el último velo de nuestros espíritus".

 

"Soñé – ¡error maravilloso! – que tenía una colmena aquí dentro de mi corazón. Y las abejas doradas estaban haciendo peines blancos y dulce miel de mis viejos fracasos".

 

"Por mucho que un hombre valga, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre".

 

"¿Para qué llamar caminos a los surcos del azar? Todo el que camina anda, como Jesús, sobre el mar".

 

 

CONTINÚA LEYENDO