Frases célebres de Mozart

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) fue un compositor austriaco, maestro del Clasicismo, considerado como uno de los músicos más influyentes y destacados de la historia.

Su legado, que lo componen más de 600 obras, recorren géneros musicales tan variados como la música para cámara, la operística, la coral o la música sinfónica.

 

Comenzó desde muy pequeño a interesarse por los instrumentos musicales y por la composición -no en vano a los cinco años ya había compuesto varias obras-. En su etapa de adolescente ya figura como músico de la corte de Salzburgo aunque fue en Viena donde alcanzó la fama entre la aristocracia y la realeza.

 

Su temprana muerte a los 35 años, no exenta de misterio, vendría acompañada de una situación económica complicada (a pesar de su fama) y de multitud de composiciones, ya que, en los años previos a su muerte compuso muchas de las sinfonías, óperas y conciertos más conocidos como La flauta mágica, Réquiem o Don Giovanni que influyeron en compositores de la talla de Beethoven.

 

 

 

Os dejamos con algunas de sus frases más célebres:

 

“La melodía es la esencia de la música”.

 

“Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio; amor, eso es el alma del genio”.

 

“Nadie puede medir sus propios días, hay que resignarse. Sucederá como desee la providencia”.

 

“Nuevos amigos, nuevos dolores”.

 

"Cuando estoy viajando en un carruaje, o caminando después de una buena comida, o durante la noche cuando no puedo dormir; es en tales ocasiones que las ideas fluyen mejor y más abundantemente".

 

“La música es el único camino hacia lo trascendente”.

 

“Sólo hay una cosa peor que una flauta, dos flautas”.

 

“En una ópera, la poesía por fuerza ha de ser hija obediente de la música”.

 

“Dadme el mejor piano de Europa, pero con un auditorio que no quiere o no siente conmigo lo que ejecuto, y perderé todo el gusto por la ejecución”.

 

"No puedo escribir en verso, porque no soy un poeta. No puedo organizar las partes del discurso con un arte que produzca efectos de luz y sombra, porque no soy pintor. Incluso con señales y gestos no puedo expresar mis pensamientos y sentimientos, porque no soy bailarín. Pero puedo hacerlo por medio de sonidos, porque soy un músico".

 

“Demasiado para lo que es, demasiado poco para lo que podría haber sido”.

 

“Es un error pensar que la práctica de mi arte se ha vuelto fácil para mí. Le aseguro, querido amigo, nadie estudia tanto como yo”.

 

“Lo más necesario, difícil y principal en la música, es el tiempo”.

 

"Nuestras riquezas, estando en nuestros cerebros, mueren con nosotros… A menos, por supuesto, que alguien nos corte la cabeza, en cuyo caso, no las necesitaremos de todos modos".

 

“Si el emperador me quiere, que me pague, pues sólo el honor de estar con él no me alcanza”.

 

"En lo que más insisto, es que deberías mostrarle a todo el mundo que no tienes miedo. Estate en silencio, pero cuando sea necesario, habla y habla de tal manera que la gente lo recuerde".

 

"La muerte, para llamarla por su nombre, es la real finalidad de nuestra vida. Por ello es que de unos años a esta parte he hecho relación con esta verdadera amiga del hombre".

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo