Frases geniales de Ingrid Bergman

Esta famosa actriz de Hollywood murió el 29 de agosto de 1982, el día de su cumpleaños.

Ingrid Bergman (1915-1982) fue una conocida actriz sueca y, según el American Film Institute, es la cuarta estrella más importante de la historia del cine Huérfana de padre y madre a los 14 años,  Bergman tuvo muy claro desde pequeña su pasión por la interpretación.

 

Su gran éxito en Hollywood le llegó al protagonizar junto a Humphrey Bogart Casablanca, magnífico largometraje de Michael Curtiz. Pero sus reconocimientos a nivel mundial tendrían lugar más tarde, cuando recibió los tres Premios Óscar por sus papeles en Luz que agoniza, Anastasia y Asesinato en el Orient Express, lo que la convertiría en la segunda actriz más oscarizada, superada solo por Katharine Hepburn. Además de sus buenas dotes en la gran pantalla, su belleza natural y su gran atractivo consiguieron que Bergman conquistase a todo tipo de públicos.  

 

La también conocida por dar uno de los besos más largos del cine (el afortunado fue Cary Grant en la película Encadenados), sería musa de Alfred Hitchcock, al ser la actriz, junto a Grace Kelly, que en más ocasiones había trabajado con el director. Respecto a su vida sentimental, disfrutó de tres relaciones: con el neurocirujano Petter Lindström; con el director italiano Roberto Rossellini, con el que tuvo tres hijos; y con Lars Schmidt, productor cinematográfico.

 

Esta brillante actriz, a la que se recuerda también por su honestidad y su fuerte personalidad, murió el 29 de agosto, justo el día en el que cumplía 67 años. Os dejamos con sus mejores frases:

 

"Equivocarse, y a pesar de ello, deber otorgar confianza a mi ser interior, esto es el hombre".

 

"Nunca he buscado el éxito para obtener fama y dinero. Es el talento y la pasión lo que cuenta para tener éxito".

 

"Sé tú mismo. El mundo rinde culto a la originalidad".

 

"¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas".

 

"¡Nunca más! No veo ninguna razón para el matrimonio, una vez más. Tres veces es suficiente".

 

"No creo que nadie tenga derecho a inmiscuirse en tu vida, pero lo hacen. Quiero a las personas que separan la actriz de la mujer".

 

"Escribo guiones para servir como esqueleto a la espera de la carne y los tendones de las imágenes".

 

"“Actuar es la mejor medicina del mundo - si no te sientes bien, desaparece porque estás ocupado pensando en algo que no eres tú mismo. Somos actores muy afortunados".

 

"No hay forma de que el arte vaya más allá de la conciencia ordinaria como el cine lo hace, directamente a nuestras emociones, en el fondo en el crepúsculo del alma".

 

"El éxito es conseguir lo que quieres, la felicidad es querer lo que consigues".

 

"Para ser feliz basta con tener buena salud y mala memoria".

 

"La mejor manera de mantener a los jóvenes es seguir adelante en lo que sea que te mantiene en marcha. En mi caso eso es trabajo, y mucho. Y cuando termines el trabajo, relájate y diviértete".

 

"Recuerdo un día sentado en la piscina y de repente las lágrimas fluían por mis mejillas. ¿Por qué era tan infeliz? Tuve éxito. Tenía seguridad. Pero no fue suficiente. Estaba explotando dentro".

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo