Así se hace una peluca para la ópera

Las pelucas de los cantantes de ópera se hacen de forma artesanal y con pelo natural. Hoy estamos en el Teatro Real para conocer de cerca el proceso.

 

¿Qué sería de un personaje de  ópera sin la peluquería? Hoy estamos precisamente ahí, en la peluquería del Teatro Real de Madrid, hablando con Elena García, la responsable de caracterización. Uno de los elementos más llamativos de los cantantes de las óperas son, sin duda, las pelucas, que se hacen de forma manual pensando en el personaje en concreto y atendiendo también a las demandas de los solistas.

 

 

Todo se hace de manera muy artesanal, por lo que se necesita bastante mano de obra. Cada peluca es única y se hace ad hoc para el cantante en cuestión, por lo que es necesario tomar las medidas exactas de cada persona. Las medidas se pasan a unos moldes, y en ellos se marcan incluso las formas de las entradas. En las pelucas se usa pelo natural, y muchas veces comienzan siendo de un tono concreto pero al final se tiñen en función de las preferencias de los actores.

Para pegar las pelucas se usan unas resinas especiales que no dañan la piel y que son fáciles de quitar. Además, no solo hay pelucas: también se hacen otros postizos como bigotes y barbas.

Continúa leyendo