¿Qué es la Escala de Evaluación de Psicopatía?

Te contamos en qué consiste esta herramienta empleada en todo el mundo para desenmascarar psicópatas.

psicópatas

Aunque todos tenemos más o menos claras las características que definen a un psicópata, no siempre es fácil identificar a las personas que padecen este trastorno de la personalidad o, al menos, hacerlo de manera objetiva. Para facilitar el trabajo, el psicólogo e investigador canadiense Robert Hare desarrolló la Escala de Evaluación de Psicopatía (PCL por su nombre en inglés: Psychopathy Checklist), y posteriormente su versión revisada (PCL-R), que hoy en día es la herramienta más utilizada por expertos de todo el mundo para diagnosticar casos de psicopatía.

Aunque hay muchas definiciones y matices en este concepto, para desarrollar su test Hare se basó en las teorías de Hervey Cleckley, un psiquiatra americano que a mediados del siglo XX definió los rasgos de la psicopatía en su obra más conocida: The Mask of Sanity (La Máscara de la Cordura). En ella introdujo términos como el de “afasia semántica”, para referirse a la incapacidad de los psicópatas para expresar y comprender experiencias emocionales comunes.

 

Así se detecta a un psicópata

La Escala de Evaluación de Psicopatía evalúa 20 características que habitualmente definen a un psicópata, entre ellas el egocentrismo, falta de empatía, personalidad manipuladora, ausencia de sentimiento de culpa, falta de autocontrol, estilo de vida parasitario o problemas de conducta. Estas variables se seleccionaron de una lista original de 100 ítems que se habían empleado tradicionalmente para distinguir a presos con rasgos psicópatas de otro tipo de delincuentes.

Las 20 características del test se pueden reunir en dos grupos o factores: uno de ellos hace referencia a características individuales del sujeto como su personalidad o su afectividad (factor interpersonal, que tiene dos dimensiones: interpersonal y afectiva), y el otro reúne aspectos que relatan la forma que tiene esta persona de relacionarse con su entorno (desviación social, con dos dimensiones: estilo de vida y conductas antisociales).

El análisis de todas estas variables permite diagnosticar a personas con un perfil de psicópata y también predecir posibles comportamientos violentos en entornos penitenciarios.

La Escala de Evaluación de Psicopatía recoge la información a partir de una entrevista al sujeto en cuestión, de la observación de su conducta y del estudio de su historial previo. Cada una de las 20 variables se puntúa de 0 a 2, de forma que la máxima puntuación que se puede obtener es 40. Las personas que obtienen resultados superiores a 30 pueden ser calificadas como psicópatas. Además, las puntuaciones por encima de 25 nos alertan de la posibilidad de que el sujeto muestree conductas antisociales y violentas.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO