Una lesión cerebral puede convertirte en delincuente

Los estudios demuestran que los delincuentes son más propensos a sufrir una lesión cerebral que el resto de la población.

Los cambios de comportamiento después de una lesión cerebral han sido documentados durante muchos años. Hay casos de personas que se recuperan de un daño cerebral con un nuevo talento o habilidad, o incluso en algunos casos, un acento de un país extranjero, como las personas que han sobrevivido a un ictus cerebral y despertaron hablando en chino mandarín.

 

Un equipo de neurólogos de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee (EE. UU.) decidió analizar 17 casos en los que las personas parecían comportarse de forma normal y, posteriormente, tras un tumor o una lesión, comenzaron a cometer crímenes. Querían ver si las lesiones en ciertas áreas del cerebro estaban asociadas al comportamiento criminal, pero los resultados eran inconsistentes. Sin embargo, cuando analizaron si las lesiones estaban conectadas a la misma zona del cerebro, empezaron a ver un patrón.

 

"A pesar de que las lesiones cerebrales se encontraban en diferentes partes del cerebro, todas estaban conectadas a la misma red cerebral. Nuestra idea es que después de una lesión en un lugar, otras partes del cerebro se vuelvan disfuncionales", explica Ryan Darby, líder del estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Las áreas en las que vieron las lesiones fueron
el lóbulo temporal anterior, la corteza frontal ventromedial, la amígdala y el núcleo accumbens. Estas son todas las áreas relacionadas con la moral, la toma de decisiones de valor, la recompensa y el castigo.



Hay estudios que vinculan el daño cerebral con el crimen



Las lesiones cerebrales acaban con problemas relacionados con las
"habilidades ejecutivas", explicó Huw Williams, profesor de neuropsicología clínica y codirector del Centro de Investigación en Neuropsicología Clínica de la Universidad de Exeter en Gran Bretaña. Estas habilidades incluyen planear con anticipación, pensar detenidamente, manejar los impulsos y la memoria.

 

Cuando se trata de un órgano tan complicado como el cerebro, lleva décadas de investigación determinar qué es exactamente lo que podría estar sucediendo. Todavía no hay una investigación sólida que sugiera que se pueda determinar completamente la forma en que se comportará una persona dependiendo de cómo se vean sus escaneos cerebrales.

Un equipo de científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) trató de arrojar algo de luz sobre esta cuestión en un estudio poblacional durante 35 años en Suecia dirigido por la psiquiatra Seena Fazel.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los resultados mostraron que, en general, los suecos tenían un 2,5% de posibilidades de convertirse en delincuentes violentos. Si aparecía una lesión en la cabeza en sus registros, este porcentaje ascendía al 9%. Para tener en cuenta el hecho de que las lesiones cerebrales podrían ser el resultado de la crianza, los investigadores también examinaron a los hermanos de las personas con daño cerebral: el resultado fue que tenían un 4,5% de posibilidades de convertirse también en delincuentes.

 

En otras palabras, esta investigación muestra que las personas tienen casi el doble de posibilidades de convertirse en delincuentes violentos si algo en su crianza, genética o entorno los predispone. Si añadimos una lesión en la cabeza, entonces el riesgo se duplicará nuevamente.

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo