Estreno 4 de febrero en cines

¿Qué pasaría si la luna se saliese de su órbita?

Por las noches, al mirar el cielo, nunca estamos completamente a oscuras. La Luna lleva iluminando el cielo nocturno millones de años, por lo que resulta difícil imaginarse la vida sin ella. Sin embargo, tal como apuntan diversas investigaciones, nuestro satélite natural se está distanciando poco a poco de la Tierra. ¿Te has preguntado alguna vez qué ocurriría si la luna se saliera de su órbita? ¿O, pero aún, que llegase a impactar contra la Tierra?

La Luna se distancia 3,8 centímetros

Si la Luna se saliera de su órbita, la vida tal y como la conocemos ahora desaparecería. Sabemos con total certeza que la Luna se distancia de nosotros 3,8 centímetros al año debido al aceleramiento de su órbita así como a la actividad de las mareas en la Tierra.

No obstante, a pesar de este alejamiento, la Luna permanece en órbita debido a la fuerza de la gravedad del planeta.

Consecuencias en la Tierra

Sin lugar a dudas, la desaparición de la Luna tendría consecuencias catastróficas para la vida en la Tierra.

Días cada vez más largos

La primera consecuencia para la vida en la Tierra es que los días serían considerablemente más largos al reducirse las fricciones de las mareas. De hecho, en el periodo primitivo de la Tierra, cuando la Luna acababa de formarse, los días tenían una duración de seis horas.

Adiós al día y a la noche

Al final del alejamiento, cuando la Luna saliera de órbita, la Tierra dejaría de rotar. Por tanto, una parte quedaría para siempre de cara al sol y la otra sumida en la completa oscuridad.

Esto tendría consecuencias, a su vez, en la vida de numerosas especies de animales y plantas que terminarían desapareciendo.

Noches más oscuras

Por otro lado, los eclipses dejarían de existir y las noches serían significativamente más oscuras, ya que la Luna refleja la luz del Sol.

Cambios en el eje y las mareas

La Luna también contribuye a mantener estable el eje del planeta. Esto influye, por ejemplo, en las estaciones del planeta, esenciales para la vida en la Tierra. Sin la Luna, el eje de la Tierra se desestabilizaría y llegaría a oscilar hasta 90 grados. Asimismo, la Luna también influye en las mareas debido a la gravedad. Sin el satélite, llegarían a desaparecer con el paso del tiempo.

¿Y si ocurriese en la vida real?

Actualmente solo es una teoría científica y no tenemos nada que temer. De hecho, según diversas investigaciones, los cambios son tan sutiles que difícilmente llegaremos a ser testigos de ellos.

Pero, ¿te has preguntado qué ocurriría si pasara en la vida real? ¿O, peor aún, cómo reaccionaría la humanidad si la Luna llegase a impactar contra la Tierra? El 4 de febrero se estrena Monfall, la película del momento con la que podrás resolver el misterio y adentrarte en una auténtica misión espacial.

Youtube player here

Salvar a la humanidad de su extinción

Una fuerza misteriosa golpea a la Luna fuera de su órbita y la envía directamente contra la Tierra a toda velocidad. En mitad de este panorama apocalíptico, la humanidad entera lucha por sobrevivir pese a que solo unos cuántos lo lograrán.

Unas semanas antes del impacto, una ejecutiva de la NASA y antigua astronauta (Jo Fowler) tiene una idea para salvar el planeta. Pero sólo el astronauta Brian Harper y el conspiracionista KC creen en ella. Estos héroes emprenden una misión espacial y descubren un misterio de proporciones cósmicas acerca del único satélite de la Tierra.

Este es el escenario de Monfall, la nueva película de ciencia ficción dirigida por Roland Emmerich. Así, el director de Moonfall también ha estado detrás de películas como Independence Day y The Day After Tomorrow.

Investigación previa

Para desarrollar la película y que esta se mantuviera fiel a la ciencia, trabajaron de manera conjunta guionistas, asesores científicos, el director de fotografía Robby Baumgartner y el supervisor de efectos visuales Peter G. Travers (quien además tiene formación en ingeniería).

“Hubo ciertas suposiciones que tuvimos que hacer, como que la Luna es una megaestructura, por lo que no es un trozo de roca sólido”, explicaba Travers. “Su estructura interior tiene cierta densidad. Ha estado orbitando nuestro planeta a cierta velocidad y distancia. Tuvimos que averiguar cómo se mantuvo girando alrededor de la Tierra durante miles de millones de años hasta que un acontecimiento cambió repentinamente eso”, añadía el director de arte.

Personajes complejos

Halle Berry (ganadora de un Óscar) protagoniza el papel de la vicedirectora de la NASA. Se trata de un personaje fuerte e independiente que lucha por salvar el planeta. “Me encantan este estilo de mujeres y personajes, porque es fuerte en su trabajo pero también es madre”, aseguraba la propia Berry en una entrevista.

Por otro lado, Patrick Wilson se mete en la piel de Brian Harper, un astronauta que fue despedido de la NASA debido a misión especial fallida.

En el film también aparece John Bradley, quien interpretó el papel de Samwell Tarly en la mítica serie de Juego de Tronos. Bradley encarna el papel de Houseman, un hombre con sus propias teorías conspirativas sobre el posible choque de la Luna.

El reparto se completa con actores de primer nivel como Donald Sutherland en el papel de Holdenfield; Eme Ikwuakor como el general Doug Davidson; Frank Schorpion como el general Jenkins; Maxim Roy como la capitana Gabriella Auclair y Stephen Bogaert como el director de la NASA, entre otros.

En definitiva, una película que promete acción, humor y muchas dosis de ciencia. ¿Te la vas a perder?