Unas misteriosas señales de radio se repiten cada 16 días

Se han detectado múltiples estallidos pero uno de ellos repite un patrón de emisión durante 4 días; para y vuelve a empezar. ¿Qué es?

Un equipo de astrónomos canadienses ha descubierto que una misteriosa fuente de radio proveniente de las afueras de otra galaxia lleva enviando señales de radio a la Tierra en ciclos constantes de 16 días. No se ha visto nada como esto anteriormente. Es la primera vez que estos estallidos de radio provenientes de otra galaxia a unos 500 millones de años luz de distancia de la tierra, repiten un ciclo constante, pues lo habitual es que sean esporádicas. Algunas ráfagas rápidas de radio ocasionales se producen en grupos y se repiten de manera irregular, pero las que tienen una ocurrencia regular y repetible son raras.

 


No, probablemente no sean extraterrestres


Las ráfagas rápidas de radio (FRB) son ráfagas cortas de emisiones de radio que duran unos milisegundos que pueden ser detectadas por los dispositivos que escuchan señales del espacio exterior, pues generan tanta energía en una explosión de milisegundos como lo hace el Sol en décadas. Y, aunque probablemente no se trate de alienígenas -seguro que muchos se lo preguntan-, las observaciones podrían ayudar a arrojar luz sobre este fenómeno tan misterioso. Sea lo que sea debe ser increíblemente poderoso.


Desde que se descubriera la primera señal de este tipo en 2007 por el astrofísico Duncan Lorimer y su alumno David Narkevic (Lorimer Burst) se han descubierto muchas más, pero su origen sigue sin estar claro. Lo que sí sabemos es que la fuente es extragaláctica.


Los astrónomos descubrieron el primer ciclo de estas señales al observar la conocida como FRB 180916.J0158 + 65, identificada originalmente en 2018, pero con un mayor seguimiento en 2019. Las observaciones más recientes (con datos de CHIME, Canadian Hydrogen Intensity Mapping Experiment) registraron 28 ráfagas entre el 16 de septiembre de 2018 y el 30 de octubre de 2019.

 

También te puede interesar:

A 500 millones de años luz


El evento parece provenir de una galaxia espiral a menos de 500 millones de años luz de la Tierra en una región activa de formación estelar, por lo que es la ráfaga de radio rápida más cercana descubierta hasta la fecha. Los datos de CHIME mostraron explosiones más o menos cada hora en el transcurso de cuatro días, antes de quedarse en silencio durante 12 días. Luego, el mismo patrón de actividad se repitió nuevamente, creando un ciclo persistente de 16,35 días.

Dado que los astrofísicos aún desconocen qué crea estas FRB, identificar su fuente es una parte clave para comprenderlas.

 


¿Qué es lo que crea estas FRB?


"Concluimos que esta es la primera periodicidad detectada de cualquier tipo en una fuente FRB", escriben en su artículo los investigadores. "El descubrimiento de una periodicidad de 16,35 días en una fuente FRB repetida es una pista importante de la naturaleza de este objeto".

Hay muchas teorías pero todas nacen de la especulación. Algunos astrofísicos piensan que las FRB pueden estar conectadas a ráfagas de rayos gamma (GRB); otra posibilidad son los magnetares, un tipo de estrella de neutrones con un campo magnético extremadamente potente; personal no científico cree que estas señales podrían provenir de una civilización tecnológica alienígena. Lo cierto es que, por el momento, el origen de estas ráfagas rápidas de radio sigue siendo un misterio.

 

Referencia: Periodic activity from a fast radio burst source, arXiv:2001.10275 [astro-ph.HE] arxiv.org/abs/2001.10275

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo