Un mapa 3D del polo norte de Júpiter

En las imágenes se aprecia un enorme ciclón rodeado por otros 8 ciclones de gran tamaño, de 4.600 kilómetros de diámetro, que se encuentran a decenas de grados bajo cero.

La misión Juno de la NASA ha obtenido nuevos y fascinantes datos sobre Júpiter, el gigante del Sistema Solar.

Gracias a la radiación infrarroja, ha podido captar la luz que emiten las corrientes atmosféricas que hay bajo las nubes superficiales. Las imágenes muestran ciclones densamente empaquetados y anticiclones que impregnan las regiones polares del planeta.

 

Los científicos de la misión Juno tomaron los datos recopilados por el instrumento Jovian InfraRed Auroral Mapper (JIRAM) de la nave espacial y recrearon las corrientes del polo norte de forma tridimensional. Imaginándose en la parte infrarroja del espectro, JIRAM captura la luz que emerge desde el interior de Júpiter igualmente bien, de noche o de día. El instrumento explora la capa de clima hasta 30 a 45 millas (50 a 70 kilómetros) por debajo de las nubes de Júpiter. Las imágenes ayudarán al equipo a entender las fuerzas que actúan en la animación: un polo norte dominado por un ciclón central rodeado de ocho ciclones circumpolares con diámetros que varían entre 2,500 y 2,900 millas (4,000 a 4,600 kilómetros). 

"Antes de Juno, solo podíamos suponer cómo serían los polos de Júpiter", según Alberto Adriani, co-investigador de Juno del Instituto de Astrofísica Espacial y Planetología de Roma. "Ahora, con Juno volando sobre los polos a corta distancia, permite la recolección de imágenes infrarrojas en los patrones del clima polar de Júpiter y sus ciclones masivos en una resolución espacial sin precedentes".

CONTINÚA LEYENDO