'The Big Bang Theory', una ventana a la ciencia

Desde su estreno en 2007, la serie 'The Big Bang Theory' se ha convertido en un referente de humor, cultura popular y ciencia en la televisión.

El 24 de septiembre de 2007, Chuck Lorre y Bill Prady mostraban al mundo su creación por primera vez, el fruto de su trabajo. Se trataba de una serie humorística con estilo narrativo tipo sitcom (comedia de situación) en la que lo más destacable y novedoso del concepto eran los propios protagonistas. Ese día conocimos a Sheldon, Leonard, Howard y Rajesh; un grupo de científicos con graves problemas de socialización y una pasión por los cómics, las series y la cultura friki que iban “más allá de Orión”. ‘The Big Bang Theory’ arrancó como si fuese el comienzo mismo de un universo que tenía muchas cosas que enseñarnos.

Aunque, por su naturaleza y arcos argumentales, la serie es principalmente cómica y sus seguidores la ven por el  humor característico de sus personajes, el mundo de la física ocupa un lugar muy importante en la ficción. Todos sus protagonistas, salvo Penny (y puede que Howard, que solo es ingeniero), son respetados científicos en sus respectivos campos y eso hace que gran parte de su vida esté estructurada por y para la ciencia. De manera más o menos directa, los episodios de ‘The Big Bang Theory’ incluyen menciones a los principales hitos y descubrimientos en los campos de la física, la biología o la ingeniería espacial.

Desde la propia canción de la serie, que resume los millones de años de evolución del universo desde su creación, o esa primera escena del episodio piloto en la que Sheldon explicaba a su manera las leyes de la genética,  la ciencia ha ido ganando terreno y se ha convertido en un personaje más (uno muy querido). Este grupo de nerds ha debatido sobre la teoría de cuerdas, la materia oscura, los viajes temporales, la paradoja del gato de Schrödinger, el proyecto Manhattan, los universos paralelos o el efecto Doppler; un amplio historial que va desde la ley de la gravedad de Newton hasta la teoría de la relatividad de Albert Einstein.

Además de divertida, ‘The Big Bang Theory’ se ha ganado un lugar especial en el corazón de sus fans por partir de una premisa original y haber sabido combinar la comedia, las referencias a la cultura popular y la amplia presencia de la ciencia en sus argumentos. La serie llamó tres veces y el público le abrió la puerta con entusiasmo e ilusión.

CONTINÚA LEYENDO