Se desvanece la esperanza de hallar agua líquida en los polos de Marte

Las imágenes de radar de la capa de hielo del sur de Marte indicaron que podría haber un lago, pero un nuevo conjunto de simulaciones sugiere que podría ser roca volcánica.

La esperanza de encontrar agua líquida en Marte se desvanece, según un equipo de científicos de la NASA que predicen que lo que se pensaba que era un gran lago bajo el polo sur probablemente no sea más que un espejismo polvoriento.

En 2018, la nave espacial Mars Express de la Agencia Espacial Europea, detectó unos reflejos brillantes debajo de la capa de hielo que parecían indicar un lago de agua líquida de 20 kilómetros de ancho. Pero un nuevo estudio muestra que la señal podría indicar simplemente rocas volcánicas ricas en hierro debajo del hielo.

Si bien la señal de radar era bastante prometedora, no concordaba con la posibilidad de que el clima marciano fuese capaz de sustentar un lago como este.


“No entendemos cómo podría haber agua líquida allí, porque no tendría suficiente energía y presión para derretir el agua en Marte, incluso si el agua fuese salada”, comenta Cyril Grima, de la Universidad de Texas en Austin y líder del trabajo que recoge la revista Geophysical Research Letters.

 Marte, un planeta polvoriento y ventoso y tiene agua helada encerrada en los polos. Pero, cuánta agua podría haber realmente debajo de la superficie del planeta es algo que desconocemos todavía. La cantidad de agua marciana que existió alguna vez y que podría existir actualmente podría aportarnos valiosa información para nuestra comprensión de la vida y la posibilidad de vida en Marte.

Lo cierto es que es complicado hacer ciencia en otro planeta.


Usando un mapa de radar excepcionalmente detallado de Marte basado en tres años de datos de MARSIS, un instrumento de radar lanzado en 2005 a bordo del Mars Express de la Agencia Espacial Europea, el equipo superpuso una capa de hielo global imaginaria en todo el planeta, buscando características que pudieran producir señales de radar consistentes con las del polo si estuvieran igualmente enterrados bajo una gruesa capa de hielo. Los resultados fueron contundentes: las señales reflectantes que habían contenido la promesa del agua estaban dispersas por toda la superficie, en todas las latitudes. En tantos como se pudo confirmar, coincidían con las ubicaciones de llanuras volcánicas conocidas.


Este estudio es una lección aleccionadora sobre el proceso científico, que muestra que es tan relevante para estudiar la Tierra como lo es para Marte, y que no es infalible en el primer intento.

 

 

Referencia: The Basal Detectability of an Ice-Covered Mars by MARSIS Geophysical Research Letters.

C. Grima, J. Mouginot, W. Kofman, A. Hérique, P. Beck
First published: 24 January 2022

https://doi.org/10.1029/2021GL096518

Continúa leyendo