¿Qué son las extrañas luces que se vieron durante el terremoto de México?

Las redes sociales se inundaron de vídeos que mostraban unos extraños destellos luminosos.

 

El 7 de septiembre, un terremoto de magnitud 7,1 sacudió el centro de México. El epicentro estaba localizado a 11 km al sureste de Acapulco, en Guerrero, uno de los estados con más actividad sísmica del país. Según explica un informe del Instituto de Geofísica de la Universidad Autónoma de México, esta región se encuentra junto al límite entre las placas tectónicas de Cocos y Norteamérica en la costa del Pacífico mexicano. En esta región, la placa de Cocos se está metiendo por debajo de la placa de Norteamérica en un fenómeno que se conoce como subducción. La trinchera Mesoamericana es el rasgo geomorfológico que delimita el contacto entre esas dos placas tectónicas.

Durante el terremoto, muchas personas pudieron ver y grabar con sus móviles unas extrañas luces en el cielo, similares a las auroras boreales, que inundaron las redes sociales pocas horas después del sismo. Se trata de las llamadas ‘luces de terremoto’, un fenómeno que se conoce desde antiguo pero para el cual no hay, todavía, una explicación concluyente. De hecho, la existencia de estos destellos blanco azulados se puso en duda hasta la década de los 60, cuando se produjeron las primeras grabaciones de estos eventos durante los terremotos que sacudieron Matsushiro (Japón). En ese momento, la comunidad sísmica aceptó la existencia de este singular fenómeno.

Explicaciones propuestas

Se trata de eventos muy poco frecuentes y con características muy variadas: bandas luminosas, esferas,  líneas en zig-zag, cinturones de luces, rayos, etc. Sin embargo, y más allá de otras teorías de carácter pseudocientífico, se acepta que se deben a diversos procesos geofísicos que tienen lugar como consecuencia del terremoto y la enorme liberación de energía que se produce durante el mismo. Los mecanismos propuestos incluyen piezoelectricidad, calentamiento por fricción, emisiones de exoelectrones, sonoluminiscencia, emisiones de gas fosfina e inyección de fluidos (electrocinética). Una de las explicaciones más aceptadas indica que la fricción de la onda sísmica con cierto tipo de rocas puede provocar corrientes eléctricas que son posteriormente expulsadas a la superficie. Como ya hemos dicho, las luces pueden deberse a distintas causas: también existe la posibilidad de que los cables eléctricos generen algunas de estas luces luces débiles y temporales.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, las luces de terremoto son un fenómeno que algún día podría ayudar a pronosticar terremotos en los escasos lugares donde tienen lugar.

 

 

Continúa leyendo