María Montessori, científica

La autora del método educativo Montessori, seguido en escuelas de todo el mundo, era doctora en Medicina.

 

El método educativo de María Montessori es conocido en todo el mundo, y son muchas las escuelas y colegios que siguen esta metodología, cada vez más demandada. Montessori nació en Chiaravelle (Ancona, Italia), y desde muy pequeña se sintió atraída por el estudio de las ciencias. Quizá tuvo algo que ver la influencia de su tío, el abad Antonio Stoppani, geólogo, paleontólogo y uno de los fundadores del Museo Cívico de Ciencias Naturales de Milán.

El caso es que sus padres se resistieron a la insistencia de María en ingresar en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Sapienza, en Roma. Pero lo consiguió, y así María Montessori se convirtió en la primera doctora en Medicina por la Universidad de Roma. Pronto se empezó a interesar por los niños con discapacidad intelectual y se dio cuenta de que sus necesidades iban más allá del marco médico y terapéutico, sino que desde la  pedagogía y la psicología también se les podía ayudar.

En 1904 publicó su primera obra: “Sui caratteri antropometrici in relazione alla gerarchie intellectuale del fanciulli nelle scuole” y en 1907 fundó en Roma la primera “Casa dei Bambini” (casa de los niños). En 1909 se publica en Nápoles su libro Manuale della pedagogía scientifica.

 

El método Montessori

El concepto de escuela primaria de María Montessori se basaba en métodos científicos y se extendió rápidamente por Europa y Estados Unidos. Su premisa principal: los niños son sus propios maestros y se pueden desarrollar plenamente en un ambiente y con los estímulos adecuados. María Montessori desarrolló una práctica didáctica específica para cada sentido o sensorialidad: gusto, tacto, sensibilidad ante las temperaturas, etc.

A su método también se le llama “Método de la Pedagogía Científica”. Lo científico del método se debe a que, según su teoría, los niños aprenden de la observación y experimentación en un ambiente cuidado y con estímulos seleccionados, pero ofrecidos libremente. Se basa en el respeto a la vida infantil y a la libertad de los niños, donde la propia autoeducación es fundamental.

 

Desterrada por el fascismo de Mussolini

El fascismo italiano prohibió la pedagogía Montessori, y su creadora abandonó el país. Pasó largas temporadas en Barcelona y Holanda, donde falleció en 1952. Su método educativo, sin embargo, sigue vivo en numerosas instituciones y escuelas por todo el mundo. Como curiosidad, María Montessori es la única mujer cuyo rostro ha parecido estampado en un billete italiano.

 

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo