La nebulosa del Cangrejo, en 3D

Situada a 6.523 años luz de distancia de la Tierra, esta nebulosa fue observada y documentada por astrónomos chinos y árabes en 1054.

Un equipo de astrónomos y especialistas en visualización del programa Universe of Learning de la NASA han utilizado imágenes de los telescopios espaciales del Observatorio de Rayos X Chandra, Hubble y Spitzer de la NASA para crear una representación 3D de la Nebulosa del Cangrejo situada en la constelación de Tauro. Y el resultado es espectacular.

En el año 1054 los observadores del cielo chinos pensaban que había aparecido en el cielo una "nueva estrella"; se convirtió en el evento estelar más brillante observado en la historia registrada. Esta "estrella invitada", como la describieron, era tan brillante que pudieron contemplarla en el cielo nocturno durante casi un mes. No fue hasta la década de 1900 cuando los expertos se dieron cuenta de que la nebulosa era la reliquia sobreviviente de la supernova 1054, la explosión de una estrella masiva. Ahora, contar con esta representación 3D de la Nebulosa del Cangrejo es todo un espectáculo.

“Con esta interpretación científica, queremos ayudar a las personas a comprender la geometría anidada e interconectada de la Nebulosa del Cangrejo. La interacción de las observaciones de longitud de onda múltiple ilumina todas estas estructuras. Sin combinar rayos X, infrarrojos y luz visible, no se obtiene la imagen completa ", explica Frank Summers, científico de visualización en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial.

Los nuevos datos han revelado que la nebulosa no es un remanente clásico de supernova como se pensaba comúnmente, sino que se trata de una nebulosa de viento de púlsar o plerión, en la que la región interna del sistema consiste en gas de baja temperatura que se calienta hasta miles de grados por la radiación sincrotrón de alta energía.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo