La NASA envía miles de gusanos al espacio

La misión SpaceX ha llevado una carga biológica importante a la Estación Espacial Internacional para probar el impacto de los viajes espaciales a largo plazo en la salud humana.

Miles de gusanos han sido enviados al espacio como parte de una misión para hacer frente a la pérdida de masa muscular. Los nematodos microscópicos (Caenorhabditis elegans) formarán parte de nuevos experimentos tendrán como objetivo identificar las moléculas precisas que causan los problemas de distrofia muscular, un grupo de afecciones genéticas heredadas que hacen que los músculos se debiliten gradualmente y también probar nuevas terapias para prevenir la pérdida de masa muscular en gravedad cero.

Estudiar los cambios en los músculos que ocurren con los vuelos espaciales podría conducir a terapias más efectivas y nuevos tratamientos para la pérdida de masa muscular asociada con la edad y las distrofias musculares.

Investigaciones anteriores revelaron que el gusano microscópico de apenas un milímetro de longitud, C. elegans, y los humanos experimentan cambios moleculares similares en el espacio que afectan los músculos y el metabolismo.


“Desde los albores de la era espacial, ha existido la preocupación de que los viajes espaciales puedan ser perjudiciales para los astronautas. Estamos muy emocionados de que esta última misión nos permita aprovechar el trabajo que ya hemos realizado para no solo explorar más a fondo las causas de la pérdida de masa muscular con los vuelos espaciales, sino también para ver cómo prevenirla”, explica Bethan Philips, profesora asociada de fisiología clínica, metabólica y molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nottingham que dirige el estudio junto a la Universidad de Exeter, de Reino Unido.

El laboratorio


La Estación Espacial Internacional (ISS) es un laboratorio de ciencia e ingeniería que costó más de 100.000 millones de dólares que orbita a 400 km sobre la Tierra. Ha habido permanentemente tripulaciones rotativas de astronautas y cosmonautas desde noviembre de 2000. Sus investigaciones han examinado la salud humana, la medicina espacial, las ciencias de la vida, las ciencias físicas, la astronomía y la meteorología.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo