La ciencia en Big Bang: experimentos con agua

En este nuevo episodio de La ciencia en Big Bang conoceremos algunas de las sorprendentes propiedades del agua y haremos experimentos con este líquido esencial en nuestro planeta.

 

En este vídeo, Miguel Ángel Sabadell nos recuerda un capítulo de la serie The Big Bang Theory en el que Sheldon aprendió a nadar por internet para estar preparado en aquel momento en el que el nivel del mar aumente a gran velocidad a consecuencia del deshielo del Ártico.

El agua tiene unas propiedades sorprendentes, una de ellas es la tremenda capacidad de acumular energía, y este es el motivo por el que cuesta tanto calentarla. Para comprobarlo, en el experimento mostrado en el vídeo se enciende una vela. Todos sabemos que al acercar un globo a una vela, este explota. Pero, ¿qué pasa si colocamos un globo lleno de agua encima de una vela? No estalla.

Este efecto se produce porque todo el calor que genera la vela ha pasado del globo al agua, que lo va almacenando. Como consecuencia, el globo no se calienta y no estalla.

 

Segundo experimento: la botella ‘mágica’

Siguiendo con el agua, Miguel Ángel Sabadell nos reta con una botella de plástico llena y nos asegura que la va a pinchar, pero que no va a salir ni una gota. Y es que, para que saliera agua con los agujeros, la atmósfera tendría que hacer presión sobre la superficie de la botella. Como esta está tapada, no existe dicha presión sobre el agua. ¿Qué ocurre al destapar la botella? Como era de esperar, esta empieza a chorrear.  

 

Otras propiedades del agua

El agua, ese elemento imprescindible para la vida, tiene muchas propiedades que la hacen tan especial. En este vídeo hemos conocido algunas, pero te recordamos otras que quizás te suenen por haberlas estudiado en el colegio.

El agua no tiene color, sabor ni olor. Además, es la única que se puede encontrar de forma natural en sus tres estados – sólido, líquido y gaseoso- sobre la faz de la Tierra. Se congela a 0°C y hierve a 100°C.  Además tiene una alta tensión superficial, y esto le permite cosas tan básicas para la vida como desplazarse a través de los vasos sanguíneos o de las raíces de las plantas.

Además, el agua es un disolvente universal, y esto se debe a su capacidad para formar puentes de hidrógeno con otras sustancias. Como ya hemos mencionado, el agua posee una gran capacidad para absorber calor. Otra de sus propiedades químicas radica en que posee un pH neutro, es decir, de 7, y no es ni ácida ni básica.

Continúa leyendo