La ciencia de Matrix: ¿Vivimos en un universo simulado? | Ciencia Con Lau

La tesis principal de la película es de hecho una cuestión muy debatida por los científicos en la actualidad. ¿Podríamos estar viviendo en una realidad simulada?


The Matrix cumple 20 años. El 31 de marzo de 1999 esta cinta de ciencia ficción de las hermanas Wachowski se estrenaba en los cines estadounidenses. La película se popularizó enormemente por sus efectos especiales, y por contar con un guion que combinaba perfectamente la acción, la tecnología y la filosofía.

La civilización humana ha llegado a un punto de evolución tecnológica en que se hallaba maravillado por los avances en inteligencia artificial. Hasta que las máquinas tomaron el control y esclavizaron a la raza humana usándolas como fuente de energía. Y en cambio, Matrix es el mundo en el que las personas creen vivir, una simulación creada por las máquinas para mantenerlas esclavizadas.

¡Terrorífico!

La tesis principal de la película es de hecho una cuestión muy debatida por los científicos en la actualidad. ¿Podríamos estar viviendo en una realidad simulada?

 

Muchos científicos creen que sí


Personalidades de mucha reputación en el mundo de la ciencia creen que sí. Elon Musk afirmaba en septiembre de 2018 que solo hay dos posibilidades: que la tecnología continúe evolucionando tanto como para mejorar la Realidad Virtual y que ésta sea indistinguible de la realidad; o que no lleguemos a hacerlo porque nos extingamos primero.

Pero Musk no está solo; otros científicos también han postulado hipótesis sobre que en realidad vivimos en una simulación. El mismo Stephen Hawking poco antes de morir desarrolló la tesis del universo holograma; un concepto que surgió de la teoría de cuerdas, por la que las partículas atómicas son líneas de espacio-tiempo o cuerdas que vibran en más de 4 dimensiones.

Según Hawking la hipótesis del universo holograma encaja perfectamente con los postulados de la física cuántica y también con la Relatividad General de Einstein.

Neil Degrasee Tyson, divulgador y director del Museo Planetario Hayden, cree también que la probabilidad puede ser muy alta. Durante su participación como moderador del debate anual del Memoria a Isaac Asimov en el Museo Americano de Historia Natural de 2016, puso de ejemplo a los humanos con los chimpancés: ambas especies compartimos hasta el 98% del ADN. Por ello, podría existir en algún lugar una inteligencia mucho mayor que la nuestra que haya diseñado la simulación en la que vivimos como mero entretenimiento.


Pero para asumir esto, tendríamos que tomar por ciertos algunos postulados.

El filósofo Nick Bostrom, director del Instituto de Futuro de la Humanidad en la Universidad de Oxford ofrece tres posibles escenarios:

  1. Que todas las civilizaciones se extinguen antes de madurar tecnológicamente
  2. Que todas las civilizaciones tecnológicamente maduras pierden interés en crear simulaciones
  3. Que la humanidad está literalmente viviendo en una simulación por ordenador

Según Bostrom, si una sola civilización en cualquier parte del cosmos pudiera generar tales simulaciones, los mundos simulados se multiplicarían rápidamente y casi con seguridad la humanidad estaría en uno. Nuestro universo sería entonces una simulación de software ricamente detallada de personas y sus antecesores históricos, por una civilización muy avanzada tecnológicamente.

Una opinión parecida comparte David Brin, escritor de ciencia ficción y científico espacial, que afirma que, en realidad, podría ser el año 2050 y que las personas estemos viviendo en una simulación de cómo era la vida a principios del siglo XXI; o bien, en realidad temporalmente han podido pasar miles de millones de años, y nuestra simulación trataría de cómo eran los planetas y las personas primitivas.

Otros científicos han comentado postulados parecidos a favor de la hipótesis de que vivimos en un universo simulado. Durante la misma conferencia en el encuentro en Memoria de Isaac Asimov de 2016, Max Tegmark, un cosmólogo del MIT plantea que las leyes tan rígidas de las matemáticas son la prueba de este universo simulado.

Por su parte, el científico Ray Kurzweil da un paso más alla; postula que, en realidad, las mismas leyes físicas serían un conjunto de procesos computacionales, por lo que nuestro mismo universo sería, en realidad, un ordenador.

Y, que la base de la realidad fundamental no es lo que vemos y sentimos, sino la información. Ceros y unos.


Nuestro cerebro, fácil de engañar

De hecho, el conocimiento que la neurociencia nos brinda del cerebro encaja en la hipótesis del universo simulación, porque nuestros cerebros son muy fáciles de engañar, y todo lo que percibimos podría ser, sencillamente, electricidad en nuestro cerebro.

De ahí surge otra cuestión: la de que necesitamos un soporte físico para generar estos procesos neuronales; lo que cuestiona que, si vivimos en una realidad simulada, ¿en qué plano está nuestro soporte físico que permite experimentarlo?

Otras películas como Abre los ojos o el capítulo de Black Mirror San Junípero nos responden a esta cuestión: plantean una realidad simulada, no por otra civilización, sino por los propios humanos, como alternativa a la mortalidad, y para vivir eternamente en una simulación.

 

Mientras nuestro cuerpo se mantiene criogenizado o de alguna manera, es conservado en grandes servidores de información.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


¿Y puede ser que estemos hablando solo de ciencia ficción? Los científicos no pueden afirmar o refutar que vivamos en una simulación; pero hay investigadores que han tratado de probarlo.

Por ejemplo, en 2017, físicos de la Universidad de Oxford y la Universidad Hebrea en Israel intentaron realizar una simulación por ordenador de un fenómeno cuántico que ocurre en metales.

Comprobaron que esa simulación era imposible por una cuestión de principio, porque la potencia de cálculo necesaria para simular el universo hasta el nivel cuántico requeriría una memoria fabricada con más átomos de los que hay en el universo.


¿Cómo saber si vivimos en una simulación?

Y, si vivimos en una simulación, ¿cómo podríamos enterarnos? Según el divulgador científico Bill Nye, no podríamos; dado que los planteamientos o conclusiones a los que creeríamos llegar serían también fruto de esa simulación. No tendríamos ninguna escapatoria.

De nuevo, en el encuentro en Memoria de Isaac Asimov de 2016, James Gates, un físico de la Universidad de Maryland afirmó haber descubierto códigos extraños y correctores de errores en las ecuaciones de la supersimetría.

Esto puede sugerir que los programadores de nuestro universo simulado habrían dejado alguna puerta entreabierta.

 

Y tú… ¿Crees que podríamos vivir en una simulación?

 

Fuentes:

El universo podría ser un holograma: https://journals.aps.org/prl/abstract/10.1103/PhysRevLett.118.041301

Are you living in a computer simulation? By Nick Bostrom: https://www.simulation-argument.com/simulation.html

La refutación de que vivimos en un universo simulado: http://advances.sciencemag.org/content/3/9/e1701758

2016 Isaac Asimov Memorial Debate: Is the Universe a Simulation?: https://www.youtube.com/watch?time_continue=4441&v=wgSZA3NPpBs

 

CONTINÚA LEYENDO