Experimentos: ¿Qué tienen en común la luz y el sonido?

En este vídeo aprenderemos a calcular la velocidad de la luz metiendo una tableta de chocolate en el microondas y entenderemos por qué unas notas de la guitarra son agudas y otras graves.

Aprende con Miguel Ángel Sabadell qué son la luz y el sonido: ondas. El astrofísico medirá la velocidad de la luz con la ayuda de un microondas y una tableta de chocolate. Además, explicará por qué algunas notas musicales son agudas y otras son graves.

Vamos a hablar de la luz y el sonido, son los dos medios de transmisión de información más importantes que utilizamos nosotros. Prácticamente el 100% de toda la información que recibimos del exterior nos llega a través de la luz y a través del sonido. Vamos a hacer experimentos con ellos.

Seguro que te quedas alucinado si te contamos que puedes medir la velocidad de la luz con una tableta de chocolate y un microondas. Vamos a calentar la tableta de chocolate en el microondas colocándola sobre el plato pero sin las ruedecillas que le permiten a este girar. Al abrir la puerta del microondas lo que vemos es que la tableta no se ha fundido por completo sino solo en algunas zonas y dando lugar a unos agujeros. Por otro lado, las ondas son una sucesión de valles y picos. Pues bien, lo que nos interesa es saber la distancia que hay entre dos picos de la tableta de chocolate, es decir, entre el primer agujero y el último y lo mediremos con una regla. Mide 12,5 cm aproximadamente. Otro dato que necesitamos es la frecuencia del microondas, que en este caso es de 2450 MHz. Para conocer cuál es la velocidad de la luz tendremos que multiplicar 2450 millones de MHz por 12,5 y obtendremos 30.625 millones de centímetros por segundo o bien 306.250 km por segundo.

Las microondas del horno son luz. La luz es una onda. Para calcular la velocidad a la que se mueven las ondas por el espacio necesitamos dos cosas: la frecuencia de oscilación y la longitud de onda, que es la distancia que hay entre dos valles.

Los agujeros que se forman en el chocolate son fruto de unas ondas que se forman dentro del microondas que se conocen como ondas estacionarias. Para explicar lo que son las ondas estacionarias, Miguel Ángel Sabadell toma de ejemplo una cuerda tensa, que está sujeta en dos puntos. Cada punto de la cuerda vibra de una forma única y no cambia. Un extremo siempre se queda quieto y el otro vibra con la misma amplitud. Si acortamos la cuerda y la hacemos vibrar, aparecerán otros modos de onda estacionaria. La longitud de la cuerda decide si el tono va a ser grave o agudo. Cuanto más corta sea la cuerda, más aguda será la nota.

Como podemos ver, las ondas estacionarias sirven para calcular la velocidad de la luz y para entender cómo suena una guitarra un bajo.

Continúa leyendo