¿Es posible identificar a un criminal por sus microbios?

Ya se empieza a hablar de la huella microbiana como una prueba más que ayude a resolver crímenes.

 

Aún no, pero sí lo será en un futuro cercano, según afirma un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois (EE. UU). Estos expertos señalan que nuestros microorganismos forman un conjunto único en cada individuo, esto es, una especie de firma microbiana que se podría analizar, más o menos como ocurre con las huellas dactilares.

Tras examinar ciertos objetos, como teléfonos y zapatos, los científicos constataron que dicha firma se había transferido a los mismos –se calcula que emitimos cada hora 36 millones de células microbianas–. En esencia, sería posible reconocer a la persona de la que procede a partir del estudio de distintos biomarcadores de su microbioma.

 

Aún queda mucho por hacer

Hasta ahí, la teoría, porque los investigadores advierten de que todavía resta mucho trabajo por hacer. Por ejemplo, se desconoce cuánto tiempo perduran esos restos bacterianos en la escena del crimen sin corromperse; también, si la susodicha firma es estable o varía según la temperatura o la alimentación. De momento, el ADN seguirá siendo la prueba forense reina.

Continúa leyendo