Ester Martínez Martín, investigadora en robótica

‘Es gratificante saber que tu trabajo realiza algún tipo de aportación a la sociedad’

Hablamos con una de las investigadoras galardonadas en los primeros Premios Muy Jóvenes Científicas por su trabajo en el campo de la robótica asistencial.

 

Ester Martínez Martín es ingeniera informática e investigadora de la Universidad de Alicante. Además, es subdirectora del instituto Universitario de Investigación Informática de dicha entidad. Estuvimos charlando con ella en la entrega de los primeros Premios Muy Jóvenes Científicas, un galardón creado con el fin de dar más visibilidad y reconocer el trabajo de jóvenes científicas españolas, sobre todo aquellas que se dedican a las disciplinas en las que la presencia de la mujer sigue siendo minoritaria.

 

Tecnología para un envejecimiento activo

Para Martínez, lo más apasionante de su trabajo es poder aplicar la tecnología a problemas de la sociedad. En concreto, su investigación se centra en líneas relacionadas con el uso de la visión en tareas robóticas tales como la detección de objetos y el reconocimiento de acciones, con muchas aplicaciones en el campo de la robótica asistencial. “La idea es que la robótica pueda estar en las casas de la gente, ayudándoles”, explica Martínez, que nos comenta que ella ahora mismo se dedica al envejecimiento activo, buscando soluciones que permitan a las personas mantener su autonomía y hacerles más independientes para poder residir en sus casas con una calidad de vida aceptable. “Es gratificante saber que tu trabajo realiza algún tipo de aportación a la sociedad”, reflexiona. Además, esta joven científica también ha participado en diferentes eventos de divulgación científica y durante varios años organizó una competición de robots apagafuegos.

La importancia de dar a conocer este tipo de investigaciones

Para la investigadora, los premios que reconocen la labor investigadora de las mujeres son, por un lado, una buena forma de dar a conocer el trabajo que se realiza en estas disciplinas, pues muchas veces pasa desapercibido para el gran público.

Además, Martínez coincide en que la representación femenina en áreas de conocimiento como la suya es muy baja. “He llegado a estar en grupos de investigación en los que yo era la única mujer”, nos comenta. “Está muy bien que se vea que hay mujeres que hacen este tipo de cosas y, sobre todo, que la gente joven vea que también puede llegar a ello”.

La entrega de los primeros Premios Muy Jóvenes Científicas tuvo lugar en el Museo Guggenheim de Bilbao el 14 de diciembre de 2019, coincidiendo con la celebración del evento de divulgación científica Homo Curiosus. Las candidatas a los galardones, de hasta 45 años, fueron seleccionadas por sus trabajos en las llamadas áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Continúa leyendo