El viaje sin retorno de Laika

El 3 de noviembre de 1957, esta perra se convirtió en el primer ser vivo en órbita.

 

La perrita Laika no fue el primer animal en viajar al espacio; antes que ella hubo otros animales que lo hicieron.

Pero Laika sí fue el primer ser vivo de la historia que logró ponerse en órbita con la Tierra. Aunque nunca regresaría de aquel viaje.

Tuvo lugar el 3 de noviembre de 1957, en plena Guerra Fría La URRSS había iniciado la carrera espacial frente a EEUU lanzando el primer artefacto humano al espacio, el Sputnik 1. Laika viajó a bordo del llamado Sputnik 2. El objetivo era probar la seguridad de estos viajes al espacio exterior para los humanos.

Solo una semana antes de que la misión estuviese lista, Laika fue recogida mientras vagaba por las calles de Moscú. Durante días, la sometieron a múltiples pruebas y entrenamientos.

Durante mucho tiempo se creyó que Laika murió sin dolor. Pero en el 2002 se reveló la verdadera causa de su fallecimiento: murió a las pocas horas del despegue presa del pánico y por el sobrecalentamiento de la nave.

Como cantaba Mecano en su canción homenaje:

Y si hacemos caso a la leyenda 

Entonces tendremos que pensar 

Que en la Tierra hay una perra menos 

Y en el cielo una estrella más