El misterio de la estrella Tabby - Ciencia Con Lau

Desde 2011, la conocida como estrella Tabby está registrando cambios irregulares en su brillo, que resultan muy intrigantes…

 

Desde 2011, la conocida como estrella Tabby está registrando cambios irregulares en su brillo, que resultan muy intrigantes… Estos cambios irregulares en su brillo que no pueden explicarse por el paso de un planeta, y el origen de estas perturbaciones tiene desconcertados a los científicos.

Entonces, ¿qué está pasando? Si no es planeta, ¿qué podría estar causando estos cambios en su brillo? ¿Podría tratarse de una estructura extraterrestre?

Para empezar, vamos a explicar exactamente qué tiene de especial KIC 8462852, el cuerpo celeste  conocido como estrella Tabby.

El telescopio espacial Kepler de la NASA lleva años observando oscurecimientos irregulares en la estrella.

Pero Kepler llegó a detectar un oscurecimiento de hasta un 20% en cuestión de días, además otras leves itinerancias de brillo sin una periodicidad clara y sin explicación.

 

¿Por qué no puede tratarse del paso de un planeta?

Normalmente, cuando una estrella presenta cambios en su brillo suele ser indicativo de la presencia de un planeta orbitando en torno a ella. De hecho, esta es precisamente la técnica que usan los astrónomos para detectar planetas en sistemas estelares lejanos, dado que no podemos detectarlos por sí mismo.

Pero en el caso de Tabby, debido a las curvas irregulares que describen estas itinerancias de brillo, ningún planeta esférico de tamaño medio puede estar causando estas perturbaciones. Es imposible.

Entonces, ¿qué las causa?

 

Hipótesis 1: Una esfera de Dyson

La hipótesis más popular sobre lo que ocurre en Tabby se denomina la esfera de Dyson (en honor a su creador)

Y es la idea de que en realidad lo que orbita a la estrella Tabby y la razón de por qué presenta cambios tan irregulares en su brillo es en realidad una estructura alienígena

Esta hipótesis sostiene que esta una estructura procedente de otra civilización inteligente estaría recolectando la energía de la estrella Tabby como fuente de energía

Aunque los cambios erráticos del brillo de Tabby no prueban que esta hipótesis sea correcta, de hecho, los científicos creen que es la menos plausible, y la más fantasiosa…

Existen otras ideas más fundamentadas en hechos científicos, y muy interesantes, que vamos a repasar a continuación.

 

 

Hipótesis 2: Un planeta con anillos acompañado de su séquito de asteroides

Un equipo de la Universidad de Valencia y el Instituto de Física de Cantabria publicó en 2017 una teoría plausible basada en un fenómeno natural:

La causa del estas variaciones en el brillo de Tabby es el paso de un planeta con anillos, y acompañado de dos grupos de asteroides.

En las perturbaciones en el brillo de la estrella se aprecian dos tipos diferentes de curvas de luz. La primera de ellas es asimétrica, pero podría describir a un planeta con anillos ligeramente inclinado respecto a su órbita, como ocurre con Saturno.

La segunda, que se da dos años después, más que asimétrica, es totalmente un caos, pero podría sugerir que se trata de una colección de asteroides que acompañan al planeta, conocidos como troyanos, y que irían por delante y por detrás del planeta, en un ángulo de 60 grados.

El equipo español ha hecho sus cálculos. La primera perturbación en el brillo de Tabby se produjo en 2011, con un oscurecimiento del 15% de la estrella. Esto correspondería al paso del planeta por delante de ella.

La siguiente perturbación que alertó a los astrónomos fue en 2013, de hasta el 20% de oscurecimiento, que los investigadores asocian a los asteroides troyanos. ¡Las fechas encajan!

Si se vuelve a observar una perturbación correspondiente al paso del supuesto planeta con anillos para el año 2023, la teoría quedaría prácticamente demostrada.

El equipo científico también apunta a que, si esto es verdad, el planeta anillado debería ser muy grande, pero no más de 170 veces la masa de Júpiter. De lo contrario, observaríamos cambios en la órbita de Tabby, y eso no sucede.

 

 

Hipótesis 3: Una nube de polvo

Científicos de la NASA concluyeron en 2018 que, probablemente, la extraña estructura que parece rodear Tabby se trata, simplemente, de una nube de polvo desigual que se mueve alrededor de la estrella.

El estudio se ha basado en las misiones  Spitzer y Swift de la NASA y el observatorio belga AstroLAB IRIS.

¿En qué se basan para afirmarlo?

Al parecer, los investigadores encontraron menos oscurecimiento de luz infrarroja que de luz ultravioleta. Este efecto solo lo pueden producir las partículas de polvo, dado que cualquier objeto más grande oscurecería todas las longitudes de onda por igual.

Para comprenderlo mejor, trasladémoslo a la playa en un día soleado. Imagina que estás sentado bajo la sobrilla. Esta reduce la cantidad de luz solar que golpea tus ojos en todas las longitudes de onda. Pero si esperas la puesta de Sol, éste se verá rojo, porque la luz azul y ultravioleta se dispersa a través de pequeñas partículas de polvo.

El nuevo estudio sugiere que los objetos que causan el oscurecimiento a largo plazo de la estrella de Tabby no pueden tener más de unos pocos micrómetros de diámetro. Es decir, que son polvo.

En todo caso, no podemos estar seguros ni de que El Instituto de Física de Cantabria ni de que la hipótesis de la NASA estén en lo cierto.

Pero es probable que la idea de la megaestructura alienígena no sea más que fantasía… ¿O no?

Continúa leyendo