El instrumento Juno se acerca más que nunca a Ganímedes, la luna más brillante de Júpiter

El orbitador de gigantes gaseosos se aproximará a poco más de mil kilómetros a la luna masiva, en lo que será el primer acercamiento en 20 años y el mayor que se ha hecho nunca a al satélite natural más grande del sistema solar.

El lunes 7 de junio a las 13:35 horas EDT (19:35 hora española), la nave espacial Juno de la NASA se acercará a tan solo 1038 kilómetros de la superficie de la luna más grande de Júpiter, Ganímedes. Este sobrevuelo será lo más cerca que haya estado una nave espacial del satélite natural más grande del sistema solar desde que la nave espacial Galileo de la NASA hizo su penúltima aproximación cercana el 20 de mayo del año 2000. 

La nave recogerá imágenes impactantes, pero además el sobrevuelo de la nave espacial alimentada por energía solar arrojará información clave sobre esta luna: composición, ionosfera, magnetosfera y capa de hielo. Las mediciones de Juno del entorno de radiación cerca de la luna también favorecerán futuras misiones al sistema joviano. 

El orbitador viajará a 19 kilómetros por segundo en lo que los científicos del proyecto han denominado ‘un viaje salvaje’. 

Ganímedes, la luna más masiva del sistema solar 

Ganímedes es más grande que el planeta Mercurio y es la única luna del sistema solar que posee su propia magnetosfera, una región con forma de burbuja de partículas cargadas que rodean el cuerpo celeste. 

Según el investigador principal de Juno, Scott Bolton, del Southwest Research Institute en San Antonio: "Juno lleva un conjunto de instrumentos sensibles capaces de ver a Ganímedes de formas nunca antes posibles. Al volar tan cerca, llevaremos la exploración de Ganímedes al siglo XXI, complementando misiones futuras con nuestros sensores únicos y ayudando a prepararnos para la próxima generación de misiones al sistema joviano, como la Europa Clipper de la NASA y la ESA, o la Misión Júpiter Icy moons Explorer o JUICE". 

Los instrumentos científicos de Juno comenzarán a recopilar datos unas tres horas antes del acercamiento más cercano de la nave espacial. Junto con los instrumentos del espectrógrafo ultravioleta (UVS) y el mapeador de auroras infrarrojas jovianas (JIRAM), el radiómetro de microondas de Juno (MWR) observará la corteza de hielo de agua de Ganímedes, obteniendo datos únicos sobre su composición y temperatura.

"La capa de hielo de Ganímedes tiene algunas regiones claras y oscuras, lo que sugiere que algunas áreas pueden ser hielo puro mientras que otras contienen hielo sucio", según Bolton. "MWR proporcionará la primera investigación rigurosa de cómo la composición y estructura del hielo varía con la profundidad, lo que conducirá a una mejor comprensión de cómo se forma la capa de hielo y los procesos que hacen resurgir el hielo con el tiempo".

Los resultados complementarán los de la próxima misión JUICE de la ESA, que observará el hielo utilizando un radar en diferentes longitudes de onda cuando se convierta en la primera nave espacial en orbitar una luna distinta a la de la Tierra en 2032. 

Las señales de las longitudes de onda de radio de la banda X y la banda Ka de Juno se utilizarán para realizar un experimento de ocultación de radio para sondear la tenue ionosfera de la luna (la capa exterior de una atmósfera donde los gases son excitados por la radiación solar para formar iones, que tienen una carga eléctrica). 

"Cuando Juno pase detrás de Ganímedes, las señales de radio pasarán a través de la ionosfera de Ganímedes, lo que provocará pequeños cambios en la frecuencia que deberían captar dos antenas en el complejo de Canberra de la Red de Espacio Profundo en Australia", en palabras de Dustin Buccino, ingeniero de análisis de señales de Misión Juno en JPL. "Si podemos medir este cambio, podríamos comprender la conexión entre la ionosfera de Ganímedes, su campo magnético intrínseco y la magnetosfera de Júpiter". 

Continúa leyendo