Detectan una misteriosa señal de radio dentro de nuestra galaxia

“Nunca se había visto antes algo como esto”, dijo Shrinivas Kulkarni, astrónomo del Instituto Tecnológico de California (Caltech). ¿Qué es?

Una misteriosa ráfaga rápida de radio ha sido detectada dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea; procede de un magnetar situado a 30.000 años luz de distancia de la Tierra y es mucho más potente y brillante que las anteriores FRB (Fast Radio Burst, Ráfaga rápida de radio).

Las FRB son uno de los misterios astronómicos más fascinantes. En cuestión de unos pocos milisegundos, poderosas ráfagas de ondas de radio llegan desde el espacio profundo con origen desconocido. Se descubrieron por primera vez hace poco más de una década (en 2007), por lo que hay mucho aún que no sabemos sobre ellas.


Hasta la fecha, se han detectado un poco más de 100 FRB en el cielo y todos ellos han sido extragalácticos. Ahora, tenemos la oportunidad de estudiar uno con algo más de detalle, ya que parece ser la primera que emana de nuestra galaxia, según han expuesto los miembros de la colaboración CHIME (Canadian Hydrogen Intensity Mapping Experiment), responsables de la detección de muchas otras FRB. El radiotelescopio CHIME es un instrumento diseñado específicamente para estudiar fenómenos como las FRB de cara a responder preguntas importantes en astrofísica. Este telescopio en particular ha aumentado considerablemente la tasa de detección de explosiones desde que fue inaugurado en septiembre de 2017.

La señal fue detectada el 28 de abril de 2020 y provenía de un objeto en nuestra propia galaxia. Es la primera vez que se identifica una FRB desde dentro de la Vía Láctea y podría ayudar a resolver uno de los mayores misterios de la astronomía.

 


¿Qué es?


Con algunas excepciones notables, las FRB no se repiten. Representan una cantidad desorbitada de energía derramada en el cosmos en menos de un segundo y no están asociados con ningún tipo particular de galaxia u otro. La diversidad de fuentes sugiere que una gran variedad de procesos en el universo, todos ellos violentos, conducen a la formación de ráfagas rápidas de radio.


La fuente del FRB, en este caso, es un magnetar (estrellas de neutrones altamente magnéticas) de la Vía Láctea llamado SGR 1935 + 2154 y situado a solo 30.000 años luz de distancia, en la constelación Vulpecula. El campo magnético de un magnetar es aproximadamente cien millones de veces más fuerte que cualquier imán hecho por el hombre (es tan fuerte que si acercaras a unos 1.000 kms del magnetar disolvería tu cuerpo instantáneamente). La señal fue grabada por observatorios de radio de todo el mundo, con una ráfaga de radio tan increíblemente brillante de que habría sido detectable desde otra galaxia. La densidad de la señal, medida en unidad de flujo espectral, fue de más de un millón de milisegundos jansky.

Según los investigadores, esta FRB es mucho más potente que las FRB extragalácticas detectadas en el pasado, pero detectar ráfagas cercanas con propiedades similares a FRB es un descubrimiento sorprendente para los astrónomos que se habían preguntado si existían versiones más débiles de las FRB cerca de la Tierra o incluso si brillarían.

"Podemos imaginar que las intensidades de FRB ocurren en un rango amplio de luminosidades, y ahora solo estamos detectando las más brillantes", comenta Shri Kulkarni, astrónomo de Caltech e investigador de proyectos de STARE2. Esta suposición, combinada con sus datos, llevó al grupo STARE2 a ir tan lejos como para declarar en su boletín -Atel, un tablón de anuncios para astrónomos- que "concluimos que los magnetares activos son una fuente de FRB en distancias extragalácticas".

El hallazgo y el aluvión de observaciones de todo el mundo tras este anuncio son ciertamente emocionantes, pero aún no se ha confirmado de manera oficial. Con suerte, pronto sabremos más sobre este evento y su posible fuente pero esta reciente detección podría ayudarnos bastante a comprender su verdadera naturaleza.

 

misteriosa-señal
Andrew Howells / CSIRO

Una última curiosidad. La constelación donde se encuentra el magnetar origen de la FRB fue la misma en la que se descubrió el primer púlsar en 1967.

 

Referencia: AstronomersTelegram.org

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo