Arsuaga: 'Los géneros no evolucionan, evolucionan las especies'

Juan Luis Arsuaga nos aclara un error típico que se comete frecuentemente al hablar de evolución.

 

Juan Luis Arsuaga, codirector científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos y posiblemente el paleontólogo más famoso de nuestro país, lleva años estudiando a nuestros antepasados.  

Cuando hablamos de evolución humana, los Australopithecus son uno de los géneros que nos vienen a la cabeza, pues se trata de los homínidos más antiguos que conocemos. Lo más característico de este grupo de especies es que fueron los primeros en adquirir el bipedismo, una habilidad que permitió a nuestros antepasados recorrer largas distancias para buscar alimento. La Australopithecus más conocida a nivel mundial es Lucy, un ejemplar de A. afarensis cuyo esqueleto fue descubierto en 1974 y ha sido estudiada en todo el mundo.

Aunque hay algunas discrepancias entre los expertos, tres de las especies que antiguamente se asignaban al género Australopithecus han sido separadas en un grupo aparte: Paranthropus, que significa literalmente “al lado el hombre”. Se supone que estas tres especies, descendientes al igual que nosotros de alguna especie de Australopithecus, convivieron con el género Homo durante al menos un millón de años.

En esta entrevista, Arsuaga señala un error frecuente al hablar de evolución: lo que evoluciona son las especies, no los géneros. Los Australopithecus no evolucionan para dar lugar al género Homo o al género Paranthropus, sino que una especie de Australopithecus evoluciona y da lugar a una especie del género Homo o del género Paranthropus.  

También te puede interesar:

Continúa leyendo