¿Quién inventó la bombilla?

El éxito de Edison fue crear una bombilla mucho más económica que la de la competencia.

bombilla iluminada
iStock.

Aunque a Thomas Edison se le atribuye la invención de la bombilla, no fue el único que trabajó por la creación de esta tecnología revolucionaria. De hecho, otras figuras destacadas también son recordadas por su implicación en el desarrollo de baterías eléctricas, lámparas e incluso por la fabricación de las primeras bombillas incandescentes.

Historia y desarrollo

La historia comenzó mucho antes de que Thomas Edison patentara la primera bombilla. En 1800, el inventor italiano Alessandro Volta creó la pila voltaica, el primer método para generar electricidad. Aunque en realidad es un predecesor de la batería moderna, también se le considera una de las primeras manifestaciones de iluminación incandescente.

Poco después de que Volta presentara su descubrimiento, Humphry Davy, químico e inventor inglés, desarrolló la primera lámpara eléctrica del mundo conectando pilas voltaicas a electrodos de carbón. A este invento se le denominó lámpara de arco eléctrico, llamada así por el arco de luz brillante entre sus dos varillas de carbono. Aunque supuso un paso importante, esta lámpara no era práctica ya que se quemaba rápidamente y era extremadamente brillante.

En 1840 Warren de la Rue, científico británico, fabricó una bombilla más eficiente empleando filamento de platino en lugar de cobre. Y, en 1848, William Staite desarrolló lámparas de arco más duraderas que las convencionales. No obstante, el costo de las baterías para alimentar las lámparas era tan elevado que las empresas se negaron a comercializarlas.

bombilla
iStock.

A la carrera por la bombilla

En 1860, el químico inglés Joseph Swan desarrolló una bombilla mucho más rentable utilizando filamentos de papel carbonizado en lugar de los de platino. En 1878 recibió una patente en Reino Unido y un año después demostró que la lámpara funcionaba correctamente. Sin embargo, aunque el prototipo funcionó bien durante la demostración, la bombilla no era práctica en la vida real.

Edison se dio cuenta de que el problema con el diseño de Swan se encontraba en el filamento de la bombilla. Un filamento más delgado con alta resistencia eléctrica haría que la lámpara fuese práctica, ya que solo necesitaría de un poco de corriente para brillar. Así, Edison presentó su bombilla en 1879 y, poco después, Swan creó una empresa de iluminación utilizando las mejoras de Edison.

Aunque Edison presentó una demanda, la patente de Swan tenía bastante peso en Reino Unido, por lo que finalmente ambos unieron sus fuerzas y formaron Edison Swan United, una de las empresas de bombillas más importantes del mundo.

Además, Swan no fue el único competidor al que tuvo que enfrentarse Edison. En 1874 los inventores Henry Woodward y Matthew Evans presentaron una patente para fabricar una lámpara eléctrica con varillas de carbono de diferentes tamaños. Sin embargo, la pareja no consiguió comercializar sus lámparas, por lo que acabaron vendiendo la patente a Edison.

Así, podría decirse que el éxito de Edison fue crear una bombilla mucho más práctica y económica que la de la competencia.

También te puede interesar:

Continúa leyendo