Las nebulosas más espectaculares del universo

Te presentamos una colección de fotografías de la NASA de algunas de las nebulosas más fabulosas de nuestro cosmos. ¿Preparado para el viaje?

¿Qué es una nebulosa? En esencia, las nebulosas son concentraciones de gas en las que predomina el hidrógeno, el helio y el polvo estelar. Son unas estructuras cruciales en nuestro universo, ya que dentro de ellas nacen las estrellas a partir de la condensación y agregación de la materia. Algunas nebulosas son regiones donde se forman nuevas estrellas, pero también hay otras nebulosas que conforman los restos de estrellas muertas o que están acabando sus días.

 

Con su fantástica apariencia, que nos encandila irremediablemente, existen millones de ellas en nuestro cosmos y, el nombre de esta masa de materia cósmica celeste, difusa y luminosa, deriva de su aspecto de nub.

 

¿ Cuántos tipos de nebulosas hay?

 

Las nebulosas, que presentan diferentes formas y tamaños, se dividen en cuatro tipos fundamentales: las nebulosas de reflexión, las nebulosas de emisión, las nebulosas de absorción y las nebulosas planetarias.

 

Nebulosas de reflexión: Estas nebulosas reflejan la luz de las estrellas cercanas que no emiten radiación suficiente para que la nebulosa sea iluminada, así estas nubes de polvo reflejan la luz de una estrella próxima y parecen más azules que la estrella a causa de la forma en que la luz estelar es dispersada por las partículas de polvo de la nebulosa. Ejemplo: La nebulosa de Pléyades o siete hermanas.

 

Nebulosas de emisión: Estas nebulosas emiten su propia luz pues los átomos de hidrógeno son excitados por la poderosa luz ultravioleta de las estrellas cercanas; el hidrógeno se ioniza y genera el brillo de la nebulosa. Se trata del tipo mas común de nebulosa. Son visibles, como vemos, pues emiten luz gracias a la energía que reciben de las estrellas cercanas. Ejemplo: La Nebulosa Omega o de herradura.

 

Nebulosas de absorción: También llamadas nebulosas oscuras, Se caracterizan por no emitir luz, oculta las estrellas que contiene, por lo que no son visibles de forma directa. Fue el astrónomo William Herschel, quen descubrió este tipo de nebulosa. Ejemplo: la nebulosa Cabeza de Caballo.

 

Nebulosas planetarias: Estas nebulosas brillan porque la luz que procede de la estrella asociada es absorbida por los átomos de la nebulosa; esto es, son envolturas de gas desprendidas de estrellas moribundas que están expulsando material al espacio. Estas capas externas de gas se expanden hacia el espacio, formando una nebulosa que suele adaptar la forma de un anillo o una burbuja. Ejemplo: La Nebulosa de la Hélice.

 

Gracias a los potentes telescopios de la actualidad y las largas exposiciones podemos observar imágenes hermosas y coloridas que revelan toda la gama de colores de la nebulosa, hidrógeno en rosa, azul, el helio, nitrógeno en rojo, azul-verde el oxígeno...

 

Veamos una muestra de las nebulosas más espectaculares de nuestro cosmos.

 

Continúa viendo nuestras galerías