NGC 7000: una guardería de estrellas