Viaja a cualquier galaxia con este espectacular mapa 3D del universo

Este mapa está hecho a partir de observaciones de radiotelescopios de millones de objetos en el cielo.

 

Un astrónomo de la Universidad de Durham (Inglaterra), en colaboración con un equipo de científicos internacionales, ha cartografiado más de una cuarta parte del cielo del norte utilizando el Low Frequency Array (LOFAR), un radiotelescopio paneuropeo. LOFAR detecta ondas de radio, a diferencia de la luz óptica capturada por telescopios como el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. El resultado es un fantástico mapa que revela detalles de 4,4 millones de objetos que van desde galaxias hasta agujeros negros.

 


Un nuevo mapa del universo

El mapa presenta una imagen de un universo dinámico, con la gran mayoría de los objetos situados a miles de millones de años luz de la Tierra. Podremos contemplar alrededor de un millón de objetos que nunca antes se habían visto con ningún telescopio y casi cuatro millones de objetos que son totalmente nuevos en longitudes de onda de radio. Los objetos más raros que se han descubierto incluyen grupos en colisión de galaxias distantes y estrellas en llamas dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

“Es muy emocionante trabajar en este proyecto. Cada vez que creamos un mapa, nuestras pantallas se llenan de nuevos descubrimientos y objetos que nunca antes habían sido vistos por ojos humanos. Explorar los fenómenos desconocidos que brillan en el universo de radio energético es una experiencia increíble y nuestro equipo está encantado de poder publicar estos mapas”, comentó Timothy Shimwell de ASTRON y la Universidad de Leiden y coautor del trabajo que publica la revista Astronomy and Astrophysics.

mapa3duniverso
Ian Roberts

La tarea de crear un mapa en 3D del universo

Para producir el mapa, los científicos implementaron algoritmos de procesamiento de datos de última generación en ordenadores de alto rendimiento en toda Europa para procesar 3 500 horas de observaciones que ocuparon hasta 8 petabytes de espacio en disco, el equivalente a aproximadamente 20 000 portátiles. Una cifra abrumadoramente grande.

El telescopio empleado en esta tarea es esencialmente una gran antena que se extiende por toda Europa, construida a partir de antenas más pequeñas. Aunque no parece muy innovador en un primer vistazo, de hecho, la máquina que detecta frecuencias más altas es esencialmente "una gran caja de espuma de poliestireno con una antena en forma de pajarita en su interior", el verdadero cerebro de LOFAR está en el procesamiento que se realiza después. “Es casi como un telescopio de software”, dice Shimwell.

 

¿Qué se puede hacer con estos datos?

Entre los posibles estudios que se llevarán a cabo con estos datos de LOFAR que representan solo el 27% de toda la encuesta, incluyen “examinar cómo crecen las estructuras más grandes del universo, cómo se forman y evolucionan los agujeros negros, la física que gobierna la formación de estrellas en galaxias distantes e incluso detallar las fases más espectaculares de la vida de las estrellas en nuestra galaxia”, aclara el experto.


Los científicos están convencidos de que es probable que los hallazgos resulten en muchos avances científicos en el futuro, después de que otros científicos examinen cada uno de los descubrimientos individuales.


La doctora Leah Morabito, científica de la Universidad de Durham, también involucrada en el proyecto LOFAR, dijo que el trabajo “abre la puerta a nuevos descubrimientos”.

Galaxia de la Ballena

Un ejemplo de lo que han podido extraer de los datos de LOFAR. Es una imagen compuesta óptica, de rayos X y de radio de la "Galaxia de la Ballena" NGC 4631. En esta galaxia, la formación de estrellas produce gas caliente que es visible en rayos X (azul), así como partículas altamente energéticas que giran en espiral en el campo magnético de la galaxia que son visibles en la imagen de radio LoTSS (naranja). Los altos niveles de formación estelar posiblemente tengan que ver por una interacción con una galaxia compañera.

También te puede interesar:

Crédito: Volker Heesen y Michael Stein

Referencia: Timothy. W. Shimwell, et al, The LOFAR Two-metre Sky Survey, Astronomy & Astrophysics (2022). DOI: 10.1051/0004-6361/202142484 , aanda.org/articles/aa/pdf/forth/aa42484-21.pdf

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo