Van Gogh se cuela en una foto de la NASA

Durante el otoño de 2017 se produjo un remolino oceánico de 60 kilómetros de radio en el Mediterráneo occidental. La NASA captó este evento en una fotografía que recuerda a los cuadros del pintor holandés.

NASA

La fotografía que abre este artículo fue creada por la NASA en 2017, y sus espirales recrean una serie de remolinos producidos en el agua del mar Mediterráneo en otoño de ese mismo año. Ahora, un estudio realizado por investigadores del Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares (ICTS-SOCIB) y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA.UIB – CSIC) ha utilizado esta y otras imágenes para describir la presencia anómala de un remolino oceánico de 60 kilómetros de radio entre las islas Baleares y la costa de Cataluña.

Una de las principales conclusiones del trabajo, que se publica en la revista Journal of Operational Oceanography, es que la duración y la intensidad de este remolino, mayor que otros años, podrían ser la causa de una alteración en el flujo de las corrientes marinas en el mar balear.

“Nuestra hipótesis es que el remolino actuó como una barrera, desviando la corriente del norte, que normalmente fluye hacia el sur pegada a la costa catalana hasta llegar a este canal. En ausencia de la corriente del norte, las aguas atlánticas procedentes del sur no habrían encontrado ningún impedimento para fluir libremente hacia el norte”, ha explicado Eva Aguiar, investigadora de la ICTS SOCIB y autora del estudio. “Estos cambios afectan a la distribución de temperatura, calor, sal y nutrientes en esta zona del Mediterráneo, lo cual puede tener implicaciones en la producción primaria y en la meteorología de la región”, apunta Aguiar. Este fenómeno ya habría sucedido en los otoños de 1998 y 2010, según revelan los datos de un índice climático desarrollado por los investigadores y que utiliza datos de entre 1993 y 2018.

A la caza de remolinos en el Mediterráneo

El mar Mediterráneo es un escenario ideal para estudiar dinámicas y fenómenos muy complejos que suceden en los océanos y que son más complicados de monitorizar. “Es un océano a pequeña escala del que tenemos observaciones disponibles y que facilita la investigación de fenómenos complejos que ocurren también a una escala mayor en todos los océanos y que tienen un impacto directo en el clima y en los ecosistemas marinos” señala Joaquín Tintoré, director de la ICTS SOCIB y coautor del estudio.

En el mar Mediterráneo se producen muchos remolinos de distinto tamaño y duración, y los más frecuentes son los denominados “de mesoescala”, con entre 10 y 100 kilómetros de radio. A finales de verano se producen muchos de estos remolinos en el Mediterráneo occidental y pueden producir velocidades verticales hacia el océano profundo además de zonas de acumulación a su alrededor, lo cual tiene importantes implicaciones en el ciclo biogeoquímico del propio ecosistema o en procesos como la acumulación de plásticos.

Las conclusiones del estudio han quedado recogidas en el informe anual Copernicus Marine Service Ocean State Report, elaborado por más de 100 científicos de más de 30 instituciones europeas. El documento proporciona un análisis exhaustivo del estado del océano global y los mares regionales europeos y está destinado principalmente a contribuir en la toma de decisiones y desarrollo de políticas sobre el medio marino. Además, el informe pretende ser una herramienta de concienciación sobre el estado de nuestros océanos.

 

Van Gogh y la teoría física de la turbulencia

Aunque seguramente Van Gogh no estaría pensando en los remolinos del Mediterráneo cuando pintó La noche estrellada, lo cierto es que este cuadro ya fue objeto de estudio para analizar fenómenos físicos en el año 2006. Como se explica en este artículo de Nobbot, investigadores del CSIC y de la Universidad Nacional Autónoma de México analizaron este y otros cuadros del pintor y observaron que estos reproducen las leyes observadas en los fluidos turbulentos que describió el matemático ruso Andrei Kolmogorov en 1941, más de medio siglo después de la muerte del artista.

Referencia: Aguiar et al. 2019. Copernicus Marine Service Ocean State Report, Issue 3. Journal of Operational Oceanography. 12:S1–S123

 

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo