Una estudiante descubre 17 nuevos exoplanetas y uno podría ser habitable

El planeta que más llama atención está situado a unos 1 000 años luz de distancia y es un poco más grande que la Tierra.

estudiante17
UCB

Los datos del telescopio espacial Kepler de la NASA/Esa siguen ofreciendo a los astrónomos la oportunidad de descubrir nuevos planetas. Este es el caso de Michelle Kunimoto, una estudiante de astronomía de la Universidad de Columbia Británica, que acaba añadir otros 17 planetas al abanico de 4 776 planetas candidatos y confirmados gracias a Kepler.

"Este es un gran descubrimiento y definitivamente uno que me entusiasma muchísimo", dijo Kunimoto.

Tal y como se describe en The Astronomical Journal, Kunimoto realizó una búsqueda independiente de unas 200 000 estrellas observadas en la misión inicial de Kepler que duró cuatro años (entre 2009 y 2013), y encontró evidencia de planetas "en tránsito" a través de dichas estrellas.


"Todos los datos están disponibles públicamente", dijo la estudiante. "Pude acceder a un archivo de Internet donde todos los datos están disponibles y simplemente los descargué".


La joven utilizó el método de tránsito para encontrar los planetas, uno de los métodos más habituales para 'cazar' planetas."Cada vez que un planeta pasa frente a una estrella, bloquea una parte de la luz de esa estrella y provoca una disminución temporal en el brillo de la estrella", dijo Kunimoto en un comunicado. "Al encontrar estas inmersiones, conocidas como tránsitos, puede comenzar a reunir información sobre el planeta, como su tamaño y cuánto tiempo tarda en orbitar".

Así descubrió 17 nuevos candidatos planetarios.

 

También te puede interesar:

¿Cómo son los exoplanetas?


De los 16 de los nuevos planetas descubiertos, el más pequeño tiene solo dos tercios del tamaño de la Tierra, uno de los planetas más pequeños identificados por Kepler. El resto, varía en tamaño hasta ocho veces el tamaño de la Tierra. Eso sí; uno de los planetas localizados por Kunimoto es especialmente raro. Oficialmente llamado KIC-7340288 b, este planeta tiene 1,5 veces el tamaño de la Tierra, lo suficientemente pequeño como para ser considerado rocoso, en lugar de gaseoso como los planetas gigantes del sistema solar y, además, se encuentra en la zona habitable de su estrella, donde las temperaturas de la superficie del planeta podrían permitir que se forme agua líquida.

El año del planeta es de 142,5 días de duración, y orbita su estrella a 0,444 Unidades Astronómicas, prácticamente la órbita que realiza Mercurio -un poco más grande- con respecto nuestro Sol y recibe aproximadamente un tercio de la luz que la Tierra recibe del Sol.


"Obviamente, esto tiene implicaciones importantes para la búsqueda de signos de vida. Si se confirma, será uno de los planetas más raros que hemos encontrado hasta ahora", aclara Kunimoto.

Sus hallazgos se consideran en estos momentos candidatos a planetas, lo que significa que deben pasar por una verificación adicional para considerarse planetas confirmados, algo que requerirá más tiempo e investigación.

 

 

No ha sido su primer descubrimiento planetario


El descubrimiento de Kunimoto no ha sido el primero, pues anteriormente había encontrado cuatro planetas y, en futuras investigaciones, ella y sus colegas esperan llevar a cabo búsquedas independientes de datos de otras misiones, como el seguimiento K2 de Kepler y el satélite de estudio Exoplanet de tránsito más reciente.


¿Cuántos más planetas similares a la Tierra habrá por ahí fuera?

Referencia: Michelle Kunimoto, Jaymie M. Matthews, Henry Ngo. Searching the Entirety of Kepler Data. I. 17 New Planet Candidates Including One Habitable Zone World. The Astronomical Journal, 2020; 159 (3): 124 DOI: 10.3847/1538-3881/ab6cf8

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo