Un objeto masivo chocó contra Urano hace 4.000 millones de años

La catastrófica colisión explica la insólita inclinación del planeta y sus bajas temperaturas.

Todos los planetas del sistema solar están más o menos orientados de la misma forma, con el Norte y el Sur apuntando en la misma dirección. Urano es la excepción. El eje norte-sur del planeta helado está inclinado 98 grados desde el plano orbital del Sol. Uno de los polos del planeta está permanentemente orientado hacia el sol. Es tan extraño que teníamos claro que no había forma de que hubiese sucedido por sí mismo, y ahora los astrónomos creen haber descubierto la respuesta.

 

Lo que sucedió es que en algún momento hace 4.000 millones de años, el planeta Urano fue golpeado de costado por un planeta de aproximadamente el doble de la masa de la Tierra. Este impacto fue tan colosal (o quizá varias colisiones pequeñas) que ha sido considerado como la razón más plausible de que Urano esté orbitando alrededor del Sol de esta manera tan particular que hace que en los 84 años que tarda en recorrer su periplo alrededor del Sol, primero se ilumina un polo del planeta y 42 años después, el otro.

 

Hasta ahora sabíamos muy poco acerca de cómo, cuándo y qué otros efectos tuvo esta colisión en el distante planeta que se encuentra a unos 3.000 millones de kilómetros del Sol.

 

 

Para buscar respuestas, los investigadores han utilizado simulaciones por ordenador, colocando objetos de varios tamaños en un modelo de Urano y observando los resultados.

 

Urano gira de costado



"Ejecutamos
más de 50 escenarios de impacto diferentes usando un superordenador de alta potencia para ver si podíamos recrear las condiciones que dieron forma a la evolución del planeta", dijo el físico Jacob Kegerreis de la Universidad de Durham (Reino Unido), líder del trabajo. "Nuestros hallazgos confirman que el resultado más probable fue que el joven Urano estuvo involucrado en una colisión catastrófica con un objeto que duplicaba la masa de la Tierra".

El evento probablemente ocurrió hace unos 4.000 millones de años, durante las primeras etapas del sistema solar. Y tal cataclismo puede explicar claramente otros aspectos insólitos sobre Urano.

¿Cómo logró mantener su atmósfera cuando lo que debía esperarse de una colisión violenta es que lo enviara al espacio?

 

 

Según las simulaciones, esto puede explicarse por el impacto del objeto golpeando el planeta. La colisión fue lo suficientemente fuerte como para afectar la inclinación de Urano, pero el planeta pudo retener la mayoría de su atmósfera.

El impacto pudo arrojar rocas e hielo en la órbita alrededor del planeta. Estos materiales podrían haberse agrupado para formar los satélites internos del planeta y
quizá alteraron la rotación de las lunas preexistentes que ya orbitan alrededor de Urano.

Las simulaciones muestran que el impacto podría haber creado hielo fundido y bloques de roca inclinados dentro del planeta.
Esto podría ayudar a explicar el campo magnético ladeado y descentrado de Urano.

 

El modelo presentado ciertamente parece dar respuesta a todas las dudas sobre el planeta, lo que es asombroso, pues aprender más sobre Urano y cómo llegó a ser tan extraño puede ayudar a comprender la evolución de otros planetas de la misma índole que existen en el universo, pues Urano es similar al tipo más común de planetas que podemos encontrar fuera de nuestro sistema solar.

 

Referencia: Consequences of Giant Impacts on Early Uranus for Rotation, Internal Structure, Debris, and Atmospheric Erosion. Astrophysical Journal (Julio 2018). DOI: 10.3847/1538-4357/aac725

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo