Un objeto interestelar explotó sobre la Tierra en 2014

Así lo han revelado nuevos datos desclasificados por Estados Unidos, convirtiendo esta roca espacial en el primer visitante interestelar conocido.

 

El 8 de enero de 2014, una roca espacial de unos 45 centímetros de diámetro estalló sobre los cielos de Papúa Nueva Guinea tras entrar a toda velocidad en la atmósfera terrestre. Ahora, los expertos han confirmado que se trataba de un meteorito proveniente de otro sistema solar y, por lo tanto, es el primer objeto interestelar conocido, desbancando así a Oumuamua descubierto en 2017, que se ha convertido en el segundo objeto interestelar que visita nuestro sistema solar, según datos del gobierno de EE. UU. recientemente desclasificados.

Oumuamua fue visto viajando a través de nuestro sistema solar posiblemente desde otra estrella a unos 200 años luz de distancia. Se convirtió en algo tan novedoso que brotaron muchas preguntas: ¿se trataba de un cometa, de un asteroide, de una nave extraterrestre...? (como expuso el controvertido astrofísico de Harvard, Avi Loeb).

 


El primer visitante interestelar


Ahora, varios años después, el Comando Espacial de EE. UU. ha confirmado en un memorando publicado la semana pasada que "un objeto interestelar detectado previamente era de hecho un objeto interestelar". Hablamos de la bola de fuego que se vio sobre los cielos de Papúa Nueva Guinea en 2014.


Al parecer, no se pudo completar un análisis más detallado del evento hasta que los datos se abrieron para un estudio más amplio. Este primer visitante de otro sistema solar ha sido bautizado como CNEOS 2014-01-08 y el análisis de los datos recientemente desclasificados muestra que el pequeño meteorito de 0,45 metros de ancho, viajaba a unos 210 000 km/h, que supera con creces a la mayoría de los meteoritos que se encuentran en nuestro sistema solar.

En un estudio publicado en 2019 en la base de datos de preimpresión de ArXiv, los autores argumentaban que la velocidad del pequeño meteoro, junto con la trayectoria de su órbita, demostró con un 99,9% de certeza que el objeto se había originado mucho más allá de nuestro sistema solar, posiblemente "desde el interior profundo de un sistema planetario o una estrella en el disco grueso de la galaxia Vía Láctea". Sin embargo, dicho estudio jamás fue revisado por pares ni publicado en una revista científica.


Ha habido que esperar a la declaración del teniente general John E. Shaw, subcomandante del USSC que hace que, retroactivamente, el meteorito de 2014 sea el primer objeto interestelar jamás detectado en nuestro sistema solar.

La información sobre la roca espacial en cuestión es escasa, aunque sus detalles, incluidas sus coordenadas sobre la isla Manus, están registrados en la base de datos de bolas de fuego del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA.

 


Tres viajeros interestelares


Tras CNEOS 2014-01-08 y Oumuamua, el tercer objeto interestelar conocido que se ha descubierto, un cometa llamado 2I/Borisov, fue detectado por el astrónomo aficionado de Crimea Gennady Borisov con un telescopio en agosto de 2019 cuando pasó junto al Sol. Es uno de los cometas más 'prístinos' jamás observados, lo que significa que no ha sido alterado ni degradado por el calor y la radiación de estrellas como la nuestra.


El meteorito de 2014, nuestro primer viajero interestelar, es muy pequeño, pero también destaca el hecho de que nuestro sistema solar posiblemente esté repleto de material de otros sistemas solares. Quizás incluso otras galaxias.

Referencia: US.S. Space Command

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo