Un nuevo método para medir la relación entre inteligencia y personalidad

Científicos rusos y españoles han asociado experimentalmente mediante electroencefalogramas el rendimiento cognitivo a ciertos rasgos psicológicos.

Uno de los grandes retos de la psicología y la  neurociencia –y uno de los asuntos más polémicos, también– es medir objetivamente la inteligencia y la personalidad. Los famosos tests de coeficiente intelectual están desde hace años en la picota y, hasta ahora, no se había encontrado una vinculación concluyente entre la actividad eléctrica de las neuronas y los rasgos de carácter, que influyen en nuestro rendimiento cognitivo.

Investigadores del Centro de Tecnología Biomédica (CTB) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y de la Yuri Gagarin State Technical University (SSTU), en la localidad rusa de Saratov parece que han conseguido afinar el tiro, como explican en la revista PLoS ONE. En el experimento, los científicos examinaron los electroencefalogramas (EEG) de varios voluntarios mientras realizaban un test llamado “tablas de Schulte”. Básicamente, este consiste en localizar números, del 1 al 25, para colocarlos en cuadrículas –como una especie de sudoku– de mayor a menor.

Alexander Pisarchik, investigador del Laboratorio de Envejecimiento del CTB y uno de los autores del estudio, explica su método así: “de acuerdo con las características particulares que encontramos en la estructura del EEG, dividimos a los sujetos participantes en tres grupos. Para los sujetos de cada un de ellos aplicamos el Cuestionario del Factor de Personalidad Dieciséis (16PF), que evalúa sus rasgos de personalidad. Encontramos que cada grupo exhibió una puntuación diferente en la escala de personalidad, como calidez, razonamiento, estabilidad emocional y dominio”. Es decir, la actividad eléctrica de las neuronas se relacionaba directamente con el carácter.

Los participantes del primer grupo llevaban a cabo rápidamente tareas nuevas para ellos y mantenían su eficiencia a un ritmo relativamente elevado. Mostraban una tendencia a trabajar solos, mente analítica y pensamiento crítico, pero también intolerancia a la incertidumbre y un retraso en la toma de decisiones. Además, exhibieron autocontrol, falta de ansiedad y un liderazgo. Los expertos de la UPM y la SSTU concluyeron que la creatividad y su afán de perfeccionismo perjudicaron sus resultados.  

Menos inteligencia pero más eficacia

La característica más acusada de las personas del Grupo II es que intentaron desarrollar una estrategia de simplificación. Durante la realización de la primera tarea, su hemisferio derecho se empleo a fondo, lo cual significa que la estrategia aún no estaba desarrollada dicha táctica. A continuación se redujo la actividad en dicho hemisferio. Como resultado, los sujetos del grupo II demostraron una mayor eficacia que los del grupo I. Sus perfiles personales combinaban altas puntuaciones en intelecto, madurez emocional y autocontrol.

Por último, los participantes del grupo III no intentaron desarrollar una estrategia para simplificar la tarea, aunque su eficiencia se mantuvo alta. La suposición de los expertos es que los sujetos de este grupo tienen dificultades para mantener un rendimiento elevado durante mucho tiempo. Sus pruebas personales mostraron una marcada preferencia por trabajar solos con bajo autocontrol, intolerancia a la incertidumbre y un retraso en la toma de decisiones, quizás a causa de la ansiedad. También demostraron mente analítica, pensamiento crítico y un espíritu para la experimentación.

“Es interesante destacar que el factor de inteligencia, muy bajo en los sujetos del grupo II y no reflejaba su creatividad en el desarrollo de nuevas estrategias, finalmente resultó en un rendimiento laboral mucho más alto”, concluye Pisarchik.

Los resultados obtenidos pueden aplicarse al diseño de programas inteligentes automatizados que combinen tests simples y pruebas de EEG para estimar de los rasgos de la personalidad humana y las capacidades mentales. 

Maksimenko, V.A.; Runnova, A.E.; Zhuravlev, M. O.; Protasov, P.; Kulanin, R.; Khramova, M.V.; Pisarchik, A.N.; Hramov, A.E. Human personality reflects spatio-temporal and time-frequency EEG structure. PLoS ONE 13 (9). Sep 2018. DOI: 10.1371/journal.pone.0197642

Pablo Colado

Pablo Colado

Subdirector de Muy Interesante. He visto cosas que no creeríais: escribí reportajes antes de que existiera internet. Omnívoro. Ciencias, letras y lo que se tercie.

CONTINÚA LEYENDO