Un naufragio nazi está filtrando explosivos tóxicos al agua

Ochenta años después, expertos de la Universidad de Ghent han descubierto que el barco de la Segunda Guerra Mundial ha dañado el lecho marino circundante.

 

Un barco de patrulla requisado por las fuerzas de Adolf Hitler y que acabó tocado y hundido en 1942 por bombarderos de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial, está filtrando explosivos tóxicos y metales pesados en el fondo del Mar del Norte, según expone un nuevo estudio publicado en la revista Frontiers in Marine Science.

Para analizar la bioquímica y la geoquímica alrededor del naufragio, los investigadores tomaron muestras de su casco de acero y del sedimento que lo rodea. Encontraron presencia de metales pesados, como el níquel y el cobre, así como arsénico y compuestos explosivos. También hubo evidencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos (carbón, petróleo crudo, gasolina). Encontraron diversos grados de concentración de estos contaminantes tóxicos dependiendo de la distancia desde el naufragio.

"Aunque no vemos estos viejos naufragios, y muchos de nosotros no sabemos dónde están, aún pueden estar contaminando nuestro ecosistema marino. De hecho, su edad avanzada podría aumentar el riesgo ambiental debido a la corrosión, que está abriendo espacios previamente cerrados. Como tal, su impacto ambiental aún está evolucionando", dicen los autores.

 


Naufragios por doquier

El V-1302 John Mahn está contaminando, desde entonces, el sedimento del Mar del Norte, algo que, según han advertido los investigadores, está influyendo en la microbiología marina y la geoquímica del fondo del océano donde descansa el barco.

Teniendo en cuenta que hay miles de naufragios similares solo en el Mar del Norte, el impacto acumulativo en la vida marina es potencialmente enorme, especialmente considerando las municiones y los materiales peligrosos que a menudo se almacenan en los buques militares, ya que están repletos de combustible antiguo, bombas, proyectiles, material militar oxidado y múltiples desechos tóxicos.

“El público en general a menudo está bastante interesado en los naufragios debido a su valor histórico, pero el impacto ambiental potencial de estos naufragios a menudo se pasa por alto”, dijo en un comunicado de prensa el autor principal del estudio, Josefien Van Landuyt, candidato a doctorado en la Universidad de Gante de Bélgica.

 


La historia del V-1302 John Mahn

El barco en cuestión comenzó como un arrastrero de pesca alemán antes de convertirse en un barco patrullero durante la guerra. Fue hundido cerca de la costa belga en 1942 por la Royal Air Force británica, como parte de la operación Channel Dash. En este momento, el barco se utilizaba para proteger a los acorazados alemanes Scharnhorst y Gneisenau mientras eran transportados de regreso a Alemania desde Brest, Francia. La RAF envió aviones Swordfish para atacar a los barcos alemanes, pero todos fueron derribados, aunque el V-1302 John Mahn no sobrevivió al ataque y se hundió en el fondo del mar.


Los naufragios suelen contener sustancias peligrosas que pueden dañar el medio ambiente marino. Sin embargo, falta información sobre la ubicación de los restos del naufragio y el efecto que podrían tener en el medio ambiente. Los investigadores han descubierto que estos restos influyen en la microbiología marina a su alrededor y tienen un efecto negativo en el medio ambiente cercano.

“Si bien los naufragios pueden funcionar como arrecifes artificiales y tener un tremendo valor narrativo humano, no debemos olvidar que pueden ser objetos peligrosos creados por humanos que se introdujeron involuntariamente en un entorno natural”, continuó Van Landuyt. “Hoy, los nuevos naufragios se eliminan exactamente por esta razón”.

Se estima que los naufragios de la Primera y Segunda Guerra Mundial en todo el mundo contienen entre 2,5 millones y 20,4 millones de toneladas de productos derivados del petróleo. Muchos no sabemos dónde están y aún así están contaminando nuestros ecosistemas marinos.

El equipo desea utilizar las mismas técnicas empleadas en este barco en otros naufragios en el área para averiguar cómo están afectando a los océanos en el presente.

Referencia: 80 years later: Marine sediments still influenced by an old war ship

Josefien Van Landuyt, Kankana Kundu, Sven Van Haelst, Marijke Neyts, Koen Parmentier, Maarten De Rijcke and Nico Boon

Frontier in Marine Science, 18 October 2022
Sec. Aquatic Microbiology
DOI: https://doi.org/10.3389/fmars.2022.1017136

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo