Un enorme globo estratosférico llevará un telescopio sobre la Antártida

El telescopio que llevará el globo estratosférico estudiará el polvo de estrellas de la estratosfera.

 

Como parte de su Programa Científico de Globos, la NASA lanzará unas 10 o 15 misiones de globos a la atmósfera terrestre cada año. El más próximo es destacable porque será un globo estratosférico del tamaño de un campo de fútbol, y el telescopio que portará tiene espejos gigantes chapados en níquel y oro, según ha comentado la agencia espacial estadounidense en un comunicado de prensa.

Estos 'pequeños' globos estratosféricos se utilizan para probar nuevas tecnologías, así como para realizar investigaciones sobre la atmósfera de la Tierra, estudiar el Sol o incluso el universo en general. Una misión basada en globos podría parecer nimia y humilde, quizá hasta poco ambiciosa, pero, por lo general, cuestan menos (es lógico que cuesten más baratos) y permiten un avance mucho más rápido desde la planificación hasta el despliegue. También pueden volar con una frecuencia sorprendente, ya que el Programa Científico de Globos de la NASA vuela hasta 15 misiones por año.

 


2023

Cuando el globo de gran altitud de la NASA despegue de la Antártida en diciembre de 2023 al comienzo de su viaje de hasta cuatro semanas sobre el Polo Sur, llevará el Telescopio astrofísico estratosférico para observaciones de alta resolución espectral en longitudes de onda submilimétricas (ASTHROS) equipado con un telescopio con uno de los espejos más grandes que jamás haya volado en una bolsa de gas de alta tecnología: 2,5 metros de ancho. El espejo primario de ASTHROS a partir de paneles de aluminio en una estructura de panal con superficies de níquel chapado en oro.

globo-estratosferico
ASTHROS / Media Laro

El revestimiento permite que el espejo refleje una luz tenue en las longitudes de onda del infrarrojo lejano, lo que le permitirá observar las regiones de formación estelar de nuestra galaxia y crear mapas 3D de alta resolución de la distribución y los movimientos de los gases, y compararlos con galaxias distantes para obtener una mejor comprensión de cómo se forman y mueren las estrellas.

A diferencia de las misiones de telescopios espaciales, donde las alineaciones de los espejos se pueden controlar de forma remota, el espejo del ASTHROS debe permanecer asegurado en la posición de la misión desde el momento en que el globo despega, y se utiliza fibra de carbono para lograrlo.


“Creo que este es probablemente el telescopio más complejo jamás construido para una misión de globo a gran altitud”, dijo José Siles, gerente del proyecto ASTHROS en un comunicado de prensa. “Teníamos especificaciones similares a las de un telescopio espacial, pero con un presupuesto, un cronograma y una masa más ajustados. Tuvimos que combinar técnicas de telescopios terrestres que observan en longitudes de onda similares con técnicas de fabricación avanzadas utilizadas para veleros de carreras profesionales".

 


Referencia. NASA

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo