Un cometa gigantesco se acercará a la Tierra en 2031

El borde de nuestro sistema solar está repleto de objetos del pasado antiguo, pero uno de ellos se dirige hacia nosotros.

cometa-gigantesco
iStock

Un equipo de astrónomos estadounidenses ha identificado un objeto, aunque no están seguros de si se trata de un planeta menor o un mega cometa, cuya insólita órbita de 600.000 años, le dirige hacia el vecindario de la Tierra. Bautizado como 2014 UN271, se acercará a tan solo 11 unidades astronómicas del Sol y, aunque eso no nos pone en riesgo de impacto, sí que se trata de un encuentro realmente cercano (recordemos que Saturno se encuentra a unas 10 UA). El objeto fue descubierto por los astrónomos Pedro Bernardinelli y el profesor Gary Bernstein de la Universidad de Pensilvania (EE. UU.) gracias a los datos recopilados durante la Dark Energy Survey de 2014.

La última vez que el objeto estuvo tan cerca de nosotros, los neandertales aún se encontraban sobre la faz de la Tierra.

 

Demasiado grande para un cometa y demasiado pequeño para ser un planeta

2014 UN271 tiene un tamaño estimado de entre 100 y 370 km de diámetro. Si finalmente se trata de un cometa del sistema solar exterior, su tamaño es increíblemente grande. Descrito inicialmente como mega cometa, es mucho más grande que los cometas típicos a los que nos estamos habituados. Si lo es (si es un cometa), es el candidato perfecto para ocupar el puesto del más grande que jamás hayamos visto.

 

Una órbita muy excéntrica

Su órbita, como hemos avanzado, es bastante extraña también. El análisis revela que un extremo de la órbita de este mega cometa está cerca de nuestro Sol, mientras que el otro extremo se extiende hasta la Nube de Oort, el disco circunestelar de polvo y gas que se considera la región más distante de nuestro sistema solar. Debido a una distancia tan descomunal entre los dos puntos finales, el misterioso objeto tarda la friolera de 612.190 años en completar una órbita completa.

El objeto alcanzará el punto más cercano a la Tierra en su extensa órbita en 2031, cuando alcanzará aproximadamente la misma distancia del Sol al planeta, muy cerca de la Tierra a niveles astronómicos. Así, en 2031 casi tocará la órbita de Saturno, antes de comenzar nuevamente su viaje hacia el exterior.


Es extremadamente raro que un objeto que normalmente orbita tan lejos se dirija al sistema solar interior, por lo que la próxima visita será una oportunidad extraordinaria para que los astrónomos estudien cómo se ve una roca espacial como 2014 UN271 sin tener que lanzar una sonda al espacio.

 


¿Se verá en el cielo?


A pesar de que está comparativamente cerca de la Tierra, 2014 UN271, en el mejor de los casos, aparecerá en el cielo nocturno de forma tan brillante como lo es el propio Plutón o quizá como su luna Caronte, por lo que será extremadamente difícil de detectar sin herramientas profesionales. Hará falta un telescopio potente para contemplarlo.

2014 UN271 está actualmente a unas 22 unidades astronómicas del Sol (la Tierra está a 1 UA del Sol), lo que lo sitúa un poco más cerca que Neptuno.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo