Sangre de dragón contra la resistencia a los antibióticos

Una proteína en la sangre del dragón de Komodo es un potencial bactericida para combatir la resistencia a los antibióticos.

También te puede interesar: Un nuevo fármaco fulmina a las bacterias resistentes a los antibióticos

El dragón de Komodo, con sus 3 metros de longitud y 70 kilos de peso, tiene además su feroz boca colonizada por 57 tipos de bacterias peligrosas, que proceden supuestamente de las fuentes de agua contaminada donde suelen beber. Y según el citado estudio, su sangre tendría el secreto para tratar estas resistencias a los antibióticos. Precisamente la necesidad de combatir esas bacterias que habitan en su boca habría inducido a los dragones de Komodo a crear sustancias capaces de matarlas. Las sustancias son básicamente péptidos, pequeños fragmentos de proteínas creadas por el propio sistema inmune de los reptiles, y que parecen defenderlos de una infección bacteriana durante semanas mientras su sistema inmune produce anticuerpos contra dicha enfermedad.


Los investigadores responsables del experimento desarrollaron un hidrogel para capturar estos fragmentos de proteínas de la sangre de los dragones e identificaron 47 fragmentos idóneos por sus propiedades antimicrobianas. Luego lograron fabricar ocho de estos fragmentos proteicos y los probaron contra bacterias muy peligrosas, incluidas las superbacterias Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus multirresistente o MRSA. De los ocho fragmentos fabricados, siete fueron capaces de matar a las bacterias cultivadas en laboratorio, mientras que uno de ellos solo fue eficaz contra la Pseudomonas aeruginosa. Aunque los investigadores afirman que es pronto para desarrollar antibióticos a partir de estas proteínas del dragón de Komodo, creen que en unos años será factible.

Etiquetas: animalesenfermedadesinvestigaciónsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS